Matos podría ser el próximo astro brasileño del volante

Raphael Matos corría go-karts en Brasil el día de 1994 en que Ayrton Senna se estrelló y murió en San Marino, el fin de una carrera que incluyó tres campeonatos de Fórmula Uno.
Raphael Matos corría go-karts en Brasil el día de 1994 en que Ayrton Senna se estrelló y murió en San Marino, el fin de una carrera que incluyó tres campeonatos de Fórmula Uno.
 Raphael Matos corría go-karts en Brasil el día de 1994 en que Ayrton Senna se estrelló y murió en San Marino, el fin de una carrera que incluyó tres campeonatos de Fórmula Uno.

MEDIOTIEMPO | Agencias25 de Abril de 2007

  • Matos está dominando la serie Atlantic de la Champ Car

Raphael Matos corría go-karts en Brasil el día de 1994 en que Ayrton Senna se estrelló y murió en San Marino, el fin de una carrera que incluyó tres campeonatos de Fórmula Uno.

Matos, quien en esa época era un adolescente de 13 años, rompió a llorar cuando se enteró de la muerte de Senna, un héroe nacional. Pero eso no lo desanimó a buscar la misma pasión peligrosa.

Ahora, a sus 25 años, Matos está dominando la serie Atlantic de la Champ Car y podría convertirse en el próximo astro brasileño del volante.

Matos ha ganado las primeras tres carreras del año, entre ellas la Fast Trac 100 en Houston la semana pasada. En sólo 15 arranques de la parrilla de salida en su carrera, ha obtenido seis poles y en siete ocasiones ha concluido entre los primeros siete.

"Simplemente tratamos de brindar nuestro mejor esfuerzo", señaló Matos, elogiando más bien a su equipo Sierra Sierra. "Han estado haciendo una labor sorprendente. Todo el duro trabajo está rindiendo frutos ahora. Sólo necesitamos seguir estando en el sitio correcto en el momento correcto".

Matos ha estado en el lugar correcto desde el principio. A edad temprana se dio cuenta que no tenía que irse de su propio país para poder aprender de los mejores pilotos del mundo.

Matos siguió la carrera de Senna desde la niñez de éste y estudió tomas de carreras efectuadas desde cámaras montadas en el automóvil del astro. Se maravilló ante la habilidad de Senna y su estilo agresivo, incluso cuando ello le costó la vida.

"Sólo me divertía corriendo go-karts. En esa época no tenía que preocuparme de nada", señaló Matos. "Cuando te detienes y te pones a reflexionar, en ocasiones de das cuenta de lo que puede pasar. Pero eso es sólo una parte de nuestra profesión".

A mediados del año pasado el país enfrentó otra muestra de la realidad, cuando su compatriota Cristiano de Matta sufrió una lesión cerebral al chocar contra un venado durante una sesión de pruebas en Wisconsin.

De Matta ganó el título de la Serie Mundial Champ Car en el 2002. Es ocho años mayor que Matos, pero ambos han sido amigos desde los días en que éste corría go-karts. De Matta ondeó la bandera verde hace dos semanas en la carrera de la Champ Car en Long Beach y cree que podrá volver a correr.

"Cuando estás manejando, no estás pensando en eso", dijo Matos. "Nunca te pasa por la mente lo peligroso que es, que te vas a quedar sin frenos o sin suspensión. Sólo intentas concentrarte al 100% y tratas de manejar lo mejor y más rápido que puedas".

En cuanto a quedar dentro del grupo de grandes pilotos brasileños, no piensa para nada en eso.

"Para mí, será muy difícil obtener eso", señaló Matos. "Quiero llegar a la Champ Car el año próximo. Si obtengo buenos resultados, podría tener una oportunidad en la Fórmula Uno. Pero en este momento mis aspiraciones son ser un piloto exitoso en Estados Unidos. Va a ser difícil superar a Senna, (a Nelson) Piquet y a (Emerson) Fittipaldi, a tipos como ellos. Sólo quiero ser un piloto profesional de carreras. Sólo quiero tener un año exitoso. Y luego ya veremos".

[AP][foto: AP]

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas
×