Montoya le toma el gusto al golf, pero sin testigos

Juan Pablo Montoya queda bronceado y bien relajado después de pasar varias horas en los campos de golf, donde encuentra escape a su agitado calendario en la NASCAR.
 Juan Pablo Montoya queda bronceado y bien relajado después de pasar varias horas en los campos de golf, donde encuentra escape a su agitado calendario en la NASCAR.

MEDIOTIEMPO | Agencias9 de Mayo de 2007

  • Declinó sumarse a otros colegas en NASCAR

Juan Pablo Montoya queda bronceado y bien relajado después de pasar varias horas en los campos de golf, donde encuentra escape a su agitado calendario en la NASCAR.

Aunque trata de jugar unos cuantos recorridos por semana, el piloto colombiano declinó sumarse a otros colegas suyos en NASCAR en un torneo de exhibición la semana pasada.

"No soy de jugar golf con público", dijo. "Es la verdad. Me gustar jugar, pero pregúntele a Casey Mears sobre el golf con público".

Mears, a quien le tocó jugar con el Campeón de la NASCAR Jimmie Johnson y el golfista Darren Clarke en Quail Hollow la semana pasada, quedó mortificado cuando su golpe de salida se fue muy desviado.

"Tu no quieres exponerte a eso", dijo Montoya. "Le pregunté a Casey al respecto y me comentó, ';estaba temblando tanto, que ni siquiera podía hacer el swing';. Habían 400 personas viendo y eso no me llama la atención".

Montoya, quien asegura que usualmente firma tarjetas apenas arriba de 80, reconoce que también le tenía miedo de mandar un golpe a las tribunas.

"Le pego fuerte y uno nunca sabe si la pelota acaba golpeando a un niño", dijo.

Montoya no se ausentó de todas las otras actividades previas a la carrera del pasado fin de semana. Fue una de las 13 figuras deportivas, entre ellas el golfista Jim Furyk y el basquetbolista Emeka Okafor, que participaron en exhibiciones.

La de Montoya, un simulador de carreras, fue una de las más populares y el piloto fue el último en irse, ya que quiso asegurarse que todos los concurrentes pudieran gozar de la experiencia.

Tras ello le tocó su carrera en el Richmond International Raceway, donde quedó undécimo en la Serie Busch y luego 26 en la Copa Nextel.

La prueba de la Copa fue aplazada debido a la lluvia, algo inusual para un piloto avezado en esas circunstancias.

Montoya recordó una carrera de Fórmula Uno en Brasil en el 2003, en la que la mitad de los competidores debieron abandonar por la lluvia.

"La pista parecía un río", dijo sobre el circuito brasileño de Interlagos.

Montoya también respondió a un cuestionario:

-Indianápolis arranca esta semana... - "¿Ya? ¿De veras? No sabía. Estoy sorprendido, no sabía".

-Eres el Campeón de las 500 Millas del 2000. ¿No te darás una vuelta esta temporada?- "Ni loco".

-Pero (el dueño del equipo) Chip Ganassi suele ir. ¿No vas?- "Tendré pruebas. Estoy ocupado".

-En serio. ¿No vas ni para ver a los viejos amigos?- "No.

-Para verlos correr todo el día? No. Está bien si yo soy el que corre... ¿pero sólo ir? No".

-¿No te interesada para nada la parte social?- "No. No. Mientras más lo pienso, digo que no. Tengo muchas cosas encima, como la familia, todo".

-¿Prestarás atención?- "Un poquito porque correrán dos Ganassi y estaré interesado en saber cómo les va".

-Me dicen que grabaste un comercial en español para Nextel la pasada semana. ¿Cómo fue eso?- "Muy divertido. No me quiero meter en problemas, pero saldrá en ESPN Deportes y si pega, le pondrá subtítulos en inglés".

[AP][foto: Mexsport]

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas
×