Reconocen aficionados australianos calidad de Mario Domínguez

Los aficionados australianos ya están volcados por completo para recibir a los bólidos y pilotos de la serie Champ Car, que este fin de semana correrán en Surfers Paradise las Indy Lexmark 300.
 Los aficionados australianos ya están volcados por completo para recibir a los bólidos y pilotos de la serie Champ Car, que este fin de semana correrán en Surfers Paradise las Indy Lexmark 300.

MEDIOTIEMPO | Agencias16 de Octubre de 2007

  • Todo mundo habla de ello

Los aficionados australianos ya están volcados por completo para recibir a los bólidos y pilotos de la serie Champ Car, que este fin de semana correrán en Surfers Paradise las Indy Lexmark 300.

Esta competencia es considerada el evento deportivo más grande en Australia, por encima del Gran Premio de Fórmula Uno, que se corre en Melbourne, y del Abierto de Australia de tenis, ya que la cantidad de personas que se dan cita en el circuito callejero de esta ciudad supera por mucho a los otros eventos.

Caminando por las calles de Surfers Paradise, los habitantes de inmediato se dan cuenta de que uno es forastero, de inmediato preguntan nuestra nacionalidad, para sonreir cuando se les dice que es mexicano.

Al escuchar nuestra procedencia surge el nombre de Mario Domínguez, a quien conocen perfectamente, pues el 28 de octubre de 2002 conquistó la bandera a cuadros en este tradicional circuito callejero, en medio de una impresionante lluvia que detuvo la carrera cuando faltaban 40 vueltas para finalizar.

"Mario Domínguez es un gran piloto" dice el propietario de un establecimiento y recuerda el día en que el entonces piloto del equipo Herdez Competition se llevó el triunfo, después de una competencia accidentada donde el también mexicano Adrián Fernández resultó lesionado después de un fuerte impacto.

Las principales calles de este centro turístico comienzan a llenarse, el entusiasmo por estar presentes en este evento es grande, por todos lados se ven carteles promocionando la carrera.

Todo mundo habla de ello y esperan que, como siempre, sea una competencia reñida de principio a fin, mientras los últimos detalles están por terminarse para dar cabida a todo el público que vendrá para ver las Indy Lexmark 300.

Las calles por donde pasarán los monoplazas comienzan a cerrarse y los policías desvían el tránsito, mientras la gente camina por la que será la pista, imaginando, quizá, que por ahí pasará su piloto favorito antes de subir al podio este domingo.

[ntx][foto: Mexsport]

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas
×