Además de millonarios, deportistas

Para la mayoría de mortales hacer deporte es una afición. Para otros, poseedores de un cuerpo privilegiado, el ejercicio físico supone algo importante en sus vidas, hasta el punto que una parte...
 Para la mayoría de mortales hacer deporte es una afición. Para otros, poseedores de un cuerpo privilegiado, el ejercicio físico supone algo importante en sus vidas, hasta el punto que una parte importante de ellas está dedicada a él. Cuando el deporte se

MEDIOTIEMPO | Agencias26 de Enero de 2008

  • Pilotos "ricachones"
  • NBA millonaria
  • Publicidad clave

Para la mayoría de mortales hacer deporte es una afición. Para otros, poseedores de un cuerpo privilegiado, el ejercicio físico supone algo importante en sus vidas, hasta el punto que una parte importante de ellas está dedicada a él. Cuando el deporte se vuelve espectáculo, sus practicantes lo convierten en un empleo. Más allá, el torbellino mediático que envuelve el "show" genera una cantidad monetaria tal que hace millonarios a los cabezas de serie. La revista Forbes los ha destapado.

DESTACADOS:

* El golfista Tiger Woods participó en dieciséis torneos durante la Temporada 2006-2007, 13 de los cuales ganó. En el mismo periodo, percibió 100 millones de dólares.

* La NBA es el deporte con más millonarios en sus filas. Los 32,9 de Kobe Bryant, 31,9 de Shaquille O’Neal, 27,3 de LeBron James o los 26,3 del gigante chino Yao Ming hacen de la Liga de baloncesto más importante del mundo un pozo de oro.

* La publicidad es una forma de enriquecimiento complementaria para muchos astros que pretenden, así, extrapolar su imagen a la sociedad de consumo para aprovechar el tirón mediático de sus éxitos deportivos.

Durante los 12 meses previos a junio de 2007, el golfista Tiger Woods participó en 16 torneos, 13 de los cuales ganó. En el mismo periodo, el afro estadounidense percibió 100 millones de dólares. Entre esta asombrosa cantidad supera con creces la nómina del segundo clasificado, el boxeador Oscar de la Hoya, ganador de 43 millones de dólares. Ambos aparecen en la lista que la revista norteamericana Forbes ha elaborado y donde se nombran a los deportistas que han ganado más durante la temporada 2006-2007.

El golf es un deporte que acumula ricos. Prueba de ello es que, tras De la Hoya, es otro golfista, Phil Mickelson, quien disfruta de una nómina alta. En concreto, ganó 42,2 millones de dólares. Otros golfistas con salarios millonarios son Vigía Singh, que ocupa el decimoctavo puesto habiendo ganado 25,8 millones de dólares y, dos lugares atrás, Arnold Palmer, premiado con 25 millones.

PILOTOS "RICACHONES"

El mundo del motor, en auge, cuenta con corredores poseedores de nóminas elitistas. El cuarto puesto de la clasificación de Forbes es para el finlandés Kimi Räikkönen. El piloto de Fórmula Uno ganó 40 millones durante la Temporada que lo ha coronado Campeón del Mundo. De forma sorprendente, es un piloto ya retirado de la competición, aunque vinculado aún al mundo de la automoción, quien le sigue en la lista. Los 36 millones que cobró Michael Schumacher durante los meses posteriores a su renuncia a las carreras le han servido para ocupar el sexto lugar del ranking del magazine estadounidense.

Y no sólo pilotos de Fórmula Uno copan puestos importantes de la lista. El motociclista italiano Valentino Rossi, en undécimo lugar, ganó 30 millones de dólares. Se trata de otro ejemplo curioso, si tenemos en cuenta que, pese a haber logrado 5 campeonatos del mundo, hace dos cursos que no ha hecho los deberes como número uno. En Fórmula Nascar, el piloto Jeff Gordon percibió 24,5 millones de dólares, con lo que ocupa el vigésimo primer lugar.

NBA MILLONARIA

Pero es la NBA, sobre todo, el deporte con más millonarios en sus filas. Los 32,9 de Kobe Bryant, 31,9 de Shaquille O’Neal, 27,3 de LeBron James, 26,3 del gigante chino Yao Ming, 24,3 de Kevin Garnett o los 23,3 millones que cobró Allen Iverson hacen de la Liga de baloncesto más importante del mundo un pozo de oro. Incluso Michael Jordan, ya retirado de las canchas pero implicado de forma importante en el deporte de la canasta, ocupa la novena plaza de la lista, ya que percibió 31 millones por su actividad.

Estas cifras contrastan con los datos que arroja Forbes acerca del deporte del balompié. Sólo dos "cracks" de talla mundial, David Beckam y Ronaldinho Gaúcho, aparecen entre los 25 primeros. Mientras que el jugador de L.A. Galaxy ganó 33 millones de dólares, el futbolista del FC Barcelona acumuló en su cuenta 31 millones.

En la lista de Forbes aparecen otras cifras destacadas vinculadas a nombres conocidos. El tenista número uno del mundo, el suizo Roger Federer, generó 29 millones de dólares. El famoso jugador de béisbol Alex Rodríguez ocupa el duodécimo lugar tras ganar 29,2 millones. Pese a vencer a De la Hoya en la lucha por el título Mundial Superwelter el mayo pasado en las Vegas, Floyd Mayweather percibió 26,5 millones de dólares, casi la mitad que su derrotado oponente. La única representación femenina en la clasificación de la revista norteamericana recae en la tenista rusa Maria Sharapova, que ocupa el puesto 25 y ganó 23 millones de dólares.

PUBLICIDAD CLAVE

La razón que explica la altura de muchas de las nóminas se debe a los dividendos que los deportistas generan en conceptos extradeportivos. La publicidad es una forma de enriquecimiento complementaria para muchos astros que pretenden, así, extrapolar su imagen a la sociedad de consumo para aprovechar el tirón mediático de sus éxitos deportivos. Estas relaciones empresa-deportista suponen una simbiosis, ya que una caída en la reputación de uno podría afectar sobremanera al otro.

Es significativo el caso reciente que afecta a la tenista Maria Sharapova. Rumores críticos apuntan a que la negativa de la rusa a enfrentarse a EUA en las Semifinales de la Copa Federación se debe al interés de la siberiana en no mancillar su imagen comercial en ese país. Cierto o falso, lo único evidente es que la práctica deportiva ha abandonado parte de su espíritu inicial para convertirse en muchos casos en un "show" de masas, que sin ser beneficioso o perjudicial para los públicos, enriquece, a veces demasiado, a las estrellas de los deportes mayoritarios. Mientras tanto, los deportes para discapacitados y otros menos mediáticos aguardan el turno para ampliar sus bajos recursos económicos.

[EFE][foto: EFE]

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas
×