El 2008 fue histórico y crucial para la Fórmula Uno

El campeonato mundial de la Fórmula Uno se definió en la última curva de la última carrera del año. La recta final del 2008 le cambió el rostro al deporte.
El campeonato mundial de la Fórmula Uno se definió en la última curva de la última carrera del año. La recta final del 2008 le cambió el rostro al deporte.
 El campeonato mundial de la Fórmula Uno se definió en la última curva de la última carrera del año. La recta final del 2008 le cambió el rostro al deporte.  (Foto: )

MEDIOTIEMPO | Agencias18 de Diciembre de 2008

  • La FIA dijo que los primeros cambios para la temporada 2009 le ahorrarán a los equipos más grandes

El campeonato mundial de la Fórmula Uno se definió en la última curva de la última carrera del año. La recta final del 2008 le cambió el rostro al deporte.

Lewis Hamilton hizo historia esta temporada al convertirse en el Campeón más joven de la Fórmula Uno. A sus 23 años, el piloto de McLaren se coronó el 2 de noviembre con su quinto lugar en el Gran Premio de Brasil, donde superó a Timo Glock en la última vuelta para arrebatarle el título a domicilio al brasileño Felipe Massa.

El futuro del británico luce brillante y pinta como una estrella por años venideros. El de la Fórmula Uno, en cambio, está tapado por nubarrones.

Desde hace algún tiempo el Presidente de la Federación Internacional de Automovilismo, Max Mosley, venía advirtiendo a los equipos sobre el exagerado costo de competir en la Fórmula Uno, que en algunos casos ronda los 300 millones de dólares anuales.

Es un deporte de lujos y excesos, donde todo es rápido, vistoso y, sobre todo, costoso.

La burbuja finalmente detonó en los últimos meses del año con la crisis financiera que arropó las principales economías del planeta. La Fórmula Uno no se mantuvo al margen, y el gran golpe llegó el 5 de diciembre con el anuncio de Honda de que se retiraría del campeonato mundial del 2009.

La firma automotriz japonesa no fue el primer equipo que tiró la toalla, ya que Super Aguri lo hizo en abril en los albores de la temporada 2008. Sin embargo, se trata de un poderoso fabricante de motores cuyos aprietos reflejan la situación de la industria automotriz a nivel mundial.

Mosley aprovechó la situación para darle el empujón final a una serie de reformas que presentó durante todo el año, especialmente el uso de motores uniformes o, en su defecto, más baratos y con las mismas especificaciones técnicas para todos los equipos.

Finalmente, los equipos de Fórmula Uno aceptaron las reformas el 12 de diciembre en una reunión en Mónaco, y el futuro del deporte parece que cambiará para siempre.

Entre las medidas aprobadas están el uso de motores de mayor duración, límites a las costosas pruebas y un motor uniforme más barato para los equipos más pequeños a partir del 2010.

La FIA dijo que los primeros cambios para la temporada 2009 le ahorrarán a los equipos más grandes, que cuentan con el respaldo de fabricantes, cerca de un tercio del dinero que gastaron este año.

A partir de 2010, los equipos no podrán recargar combustible durante las carreras, que además podrían ser más cortas.

"Si no reducimos los costos podríamos perder un equipo tras otro, y podríamos terminar sin equipos", advirtió Mosley, quien fue ratificado en el cargo tras un escándalo sexual con prostitutas que casi le cuesta el puesto.

"Si los equipos no se dan cuenta de lo que está pasando, entonces tenemos que abandonar toda esperanza", agregó.

El sombrío panorama con el que se despide el 2008 eclipsó una temporada de ensueño en la pista, que por tercer año consecutivo se definió en la última carrera.

Hamilton se aseguró de no repetir la historia del 2007, cuando el título se le escapó de las manos en Brasil y paró en los brazos de Kimi Raikkonen, de Ferrari.

En esta ocasión el principal rival de Hamilton fue el brasileño Massa, el otro piloto de la escudería italiana.

Ambos se fueron mano a mano en una temporada en la que cuatro pilotos diferentes llegaron a encabezar el campeonato. Siete pilotos y cinco equipos ganaron carreras por primera vez desde 2003, y por segundo año al hilo, el campeón se coronó con apenas un punto de ventaja.

"Creo que hicimos todo lo posible", comentó Massa. "Pero así es el automovilismo, uno hace todo correcto pero las cosas no siempre salen como uno quiere. Volveremos a tratar el año que viene".

Fernando Alonso finalmente se quedó con Renault, luego de ir de menos a más durante la campaña. El español, campeón mundial en 2005 y 2006, ganó dos carreras en la última parte de la temporada y renovó contrato con la escudería francesa.

El alemán Sebastian Vettel, de 21 años, también hizo historia al convertirse en el piloto más joven que gana una carrera al imponerse en septiembre en el Gran Premio de Italia en un bólido Toro Rosso.

En el automovilismo estadounidense, Jimmie Johnson se coronó en la NASCAR en otra temporada decepcionante para el colombiano Juan Pablo Montoya, que terminó 25to en el campeonato.

Además, la serie Champ Car de monoplazas finalmente cerró sus puertas y se unión a la Indy para formar una serie unificada. Scott Dixon ganó el título, aunque quizás la noticia más destacada fue que el piloto brasileño Helio Castroneves fue sindicado por evasión contributiva en Estados Unidos, y su caso se verá en los tribunales el próximo año.

En el rally, el francés Sebastien Loeb ganó su quinto título mundial consecutivo.

El campeonato de rally también sufrió bajas importantes para el 2009, con el retiro de los fabricantes japoneses Subaru y Suzuki, que dejó sólo a Citroen y Ford como proveedores de vehículos.

[AP][foto: AP][r/geca]

No te pierdas