Massa ya no corre riesgo de muerto, dice médico

El neurocirujano que operó a Felipe Massa informó el lunes que la condición del piloto brasileño ya no representa riesgo de muerte, aunque advirtió que una lesión sufrida en el ojo podría...
El neurocirujano que operó a Felipe Massa informó el lunes que la condición del piloto brasileño ya no representa riesgo de muerte, aunque advirtió que una lesión sufrida en el ojo podría impedirle volver a la Fórmula Uno.
 El neurocirujano que operó a Felipe Massa informó el lunes que la condición del piloto brasileño ya no representa riesgo de muerte, aunque advirtió que una lesión sufrida en el ojo podría impedirle volver a la Fórmula Uno.
(Reuters) -
  • El futuro de Massa en las pistas está en duda

El neurocirujano que operó a Felipe Massa informó hoy lunes que la condición del piloto brasileño ya no representa riesgo de muerte, aunque advirtió que una lesión sufrida en el ojo podría impedirle volver a la Fórmula Uno.

Robert Veres indicó que Massa se encuentra en estado estable y sigue sedado como forma preventiva de evitar daños en el cerebro tras sufrir cierta inflamación.

Massa, según relató el médico, ha sido despertado varias veces para realizarle pruebas y que sus funciones automotoras están bien.

Sin embargo, Veres confirmó que Massa no está en condiciones de volver a competir esta temporada y que incluso su futuro a largo plazo está en duda.

"No sabría (si podrá volver)", señaló Veres. "Es demasiado temprano para decir algo relacionado con su futuro en las competencias".

Veres fue uno de los cirujanos que operaron a Massa por las múltiples fracturas en el cráneo que sufrió el sábado tras su percance a alta velocidad durante el Gran Premio de Hungría.

Un muelle de la suspensión trasera del monoplaza Brawn GP del también brasileño Rubens Barrichello golpeó en el casco de Massa cuando el piloto alcanzaba una velocidad de casi 195 kph (120 mph). El impacto le provocó una conmoción, y Massa chocó contra el muro de protección de neumáticos.

Massa, quien terminó segundo en el campeonato de pilotos de la F1 el año pasado, fue trasladado por aire al hospital y operado el sábado por la tarde. Llegó consciente al hospital.

El impacto de la pieza de acero dañó el costado izquierdo del casco, arrancó el visor y dejó un tajo profundo. La frente de Massa estaba manchada de sangre.

Veras dijo que varios fragmentos del cráneo tuvieron que se removidos durante la operación.

Los médicos temen más por la condición del ojo izquierdo del piloto de 26 años, pero que "aún no se sabe la magnitud del daño".

"No sabemos exactamente porque sin la operación es difícil evaluar las funciones (de visión)", dio Veras a periodistas en el hospital militar AEK, donde el presidente de Ferrari Luca di Montezemelo también visitó a Massa el lunes.

Veres señaló que por ahora no se contempla otra cirugía, pero no descartó que Massa pase por el quirófano más adelante en el caso de un deterioro de su estado.

También se expresó confiado que Massa podría caminar nuevamente, al explicar que lentamente recuperaba sus habilidades automoras y que movía las extremidades para responder a lo que le decían los médicos.

Massa respiraba con ayuda mecánica y seguirá sedado hasta que su condición mejore.

Di Montezemelo, por su parte, dijo que la prioridad de Ferrari se concentra en la salud de Massa, pero que la escudería italiana "no quiere esperar mucho" para encontrar un reemplazo.

"Nuestra primera prioridad es la recuperación de Felipe", dijo di Montezemelo. "Felipe ha sido un miembro importante de la familia Ferrari durante tantos años, desde que llegó como niño. Todos confiamos que podrá regresar pronto".

Di Montezemelo dijo que Domenicali seguirá al lado de Massa y su familia. Su esposa Anna Rafaela se encuentra embarazada.

Massa permanecerá en Budapest algunos días más, pero podría ser trasladado dentro de una semana dependiendo de su evolución.

El accidente se produjo menos de una semana después de la muerte, en circunstancias similares, de Henry Surtees, hijo del ex campeón de F1 John Surtees, en una carrera de F2 el domingo pasado. Surtees recibió un golpe en la cabeza de un neumático desprendido de otro auto, perdió el conocimiento y se estrelló contra una barrera.

La FIA, el organismo rector del automovilismo mundial, iniciaría una investigación ante el pedido de varios pilotos y jefes de escudería de mejorar la seguridad.

Ningún piloto de F1 ha muerto en la pista desde que el brasileño Ayrton Senna, triple campeón mundial, se estrellara en Imola hace 15 años.

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas
×