Ross Brawn, el artífice del milagro

El británico Ross Brawn, considerado como un genio de la Fórmula Uno, ha sido el principal artífice de que la escudería que lleva su nombre haya ganado ya de forma matemática los títulos mundiales...
 El británico Ross Brawn, considerado como un genio de la Fórmula Uno, ha sido el principal artífice de que la escudería que lleva su nombre haya ganado ya de forma matemática los títulos mundiales de Fórmula Uno, pilotos y constructores.
(Reuters) -
  • En el 2008, Ross Brawn decidió crear su propia escudería, nueva camapeona en la F1

El británico Ross Brawn, considerado como un genio de la Fórmula Uno, ha sido el principal artífice de que la escudería que lleva su nombre haya ganado ya de forma matemática los títulos mundiales de Fórmula Uno, pilotos y constructores, en su primer año en la máxima categoría. Ross Brawn, nacido en Manchester el 23 de noviembre de 1954, comenzó su andadura en la Fórmula Uno como mecánico del equipo March en 1976, pero enseguida pasó a formar parte del entramado de la recién creada Williams, que gracias a él llegó pronto a estar en lo más alto del campeonato. En 1978, Brawn llegó a Williams y tardó poco en prosperar hasta convertirse en ingeniero aerodinámico. Con su aportación, llegaron los títulos mundiales de Alan Jones y Keke Rosberg. Seis años después, en 1984, Brawn pasó de Williams a Lola-Haas, pero tras complicarse la situación financiera de ésta hizo las maletas y se marchó a Arrows. En esta última escudería diseñó el A10, que acabó cuarto en el campeonato de 1988. Después de Arrows fue contratado, en 1991, por Benetton, en donde coincidió con el que hoy es siete veces campeón del mundo, el alemán Michael Schumacher. Dos de esos títulos, en 1994 y 1995, los ganó en esa escudería. La eclosión definitiva de Brawn llegó durante su estancia en Ferrari, en la que fue una de las piezas claves en las 57 victorias y los cinco títulos conseguidos por la Scuderia con Brawn en el muro, desde donde se ganó a pulso la fama de ser el mejor estratega en carrera del Mundial. Tras acabar su fructífera experiencia en Ferrari, Brawn se tomó un año sabático. Pero en el 2008 regresó a las pistas para llevar las riendas del equipo Honda Racing. Tras la desaparición de ésta al final de la pasada campaña, Ross Brawn decidió crear su propia escudería, heredera de Honda, y en el primer año logró los dos títulos mundiales en juego: el de pilotos, con Jenson Button, y el de Constructores. Diseñó para esta temporada un coche con un innovador doble difusor puesto es duda por el resto de equipo al principio de la temporada, pero que después trataron de imitar para tratar de darle alcance. Las seis victorias de Button en las siete primeras carreras fueron cruciales para que Brawn llegara a la penúltima carrera, en Brasil, con la opción de ganar ambos campeonatos. Además, hay que agregar dos victorias más del brasileño Rrubens Barrichello en la segunda parte del campeonato.

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas
×