Nuevas manifestaciones tras ratificación del GP Bahrein

La violencia estalló el viernes en Bahrein entre la policía y manifestantes, horas después de que el líder de la Fórmula Uno, Bernie Ecclestone, declaró que la nación del Golfo Pérsico era segura...
La violencia estalló el viernes en Bahrein entre la policía y manifestantes, horas después de que el líder de la Fórmula Uno, Bernie Ecclestone, declaró que la nación del Golfo Pérsico era segura para ser sede de un Gran Premio la próxima semana.
 La violencia estalló el viernes en Bahrein entre la policía y manifestantes, horas después de que el líder de la Fórmula Uno, Bernie Ecclestone, declaró que la nación del Golfo Pérsico era segura para ser sede de un Gran Premio la próxima semana.
Manama, Bahrein -
  • Los 12 equipos de la F1 mostraron su apoyo a la decisión de Ecclestone

La violencia estalló el viernes en Bahrein entre la policía y manifestantes, horas después de que el líder de la Fórmula Uno, Bernie Ecclestone, declaró que la nación del Golfo Pérsico era segura para ser sede de un Gran Premio la próxima semana. Todos los 12 equipos de la F1 dijeron el viernes a Ecclestone que les gustaría viajar al pequeño reino árabe a pesar de la actual inestabilidad política y de que no se han establecido medidas adicionales de seguridad. "No está sucediendo nada (en Bahrein)", dijo Ecclestone en Shanghai durante los preparativos para el Gran Premio de China. "Conozco a gente que vive allá y está muy tranquilo y en paz", agregó. Pero ocurrieron enfrentamientos después del funeral del activista Ahmed Ismail, quien según las autoridades murió a fines del mes pasado en una balacera durante una manifestación de protesta, aunque aún no está claro quién realizó tales disparos. "No F1, no F1 ... Ellos mataron a mi hijo a sangre fría", decía su madre Makyia Ahmed entre sollozos, quien señaló que su hijo fue trabajador voluntario en carreras previas de F1. "Algunos manifestantes lanzaron bombas incendiarias mientras entonaban consignas contra el gobierno, y la policía antimotines disparó gas lacrimógeno para dispersar a las multitudes. Varias personas resultaron heridas por disparos de perdigones." Los organizadores de la carrera cancelaron la edición del año pasado después de una insurrección de la mayoría chiíta del país, la cual está buscando una mayor presencia política en la nación, ante la cual el gobierno sunita respondió con duras medidas de fuerza. Grupos defensores de los derechos humanos criticaron que se restituyera la carrera de Fórmula Uno este año, y los manifestantes se han unido a éstos entonando cánticos contra la F1 en marchas y criticando a Ecclestone y a los pilotos en sitios de internet de medios sociales. Amnistía Internacional advirtió que "la crisis de derechos humanos en Bahrein no ha terminado". El grupo con sede en Londres señaló que a pesar de las aseveraciones del gobierno de que el país está en calma y sin disturbios políticos, "continúa el estado de violencia contra quienes se oponen a régimen de la familia Al Khalifa", refiriéndose a la familia del rey Hamad bin Isa Al Khalifa. "Realizar el Gran Premio en Bahrein en 2012 representa el riesgo de que sea interpretado por el gobierno de Bahrein como símbolo de un regreso a la normalidad", indicó Amnistía Internacional. Un grupo que se hace llamar Coalición 14 de Febrero —por la fecha de aniversario de la insurrección— denunció la decisión de realizar el Gran Premio en una semana "contra nuestros deseos y el sentir del pueblo de Bahrein". Pero Ecclestone dijo que los problemas en el país no deberían afectar la carrera por segundo año consecutivo. "Estoy contento de que nuestra posición sea bastante clara", señaló. "Nosotros no nos involucramos en la política de un país. Vamos a un país como vinimos aquí. Ellos pondrán en orden sus problemas internos, estoy muy seguro". Ecclestone afirmó que no hay voces discrepantes entre los equipos de la F1.

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas
×