Estamos realizando ajustes en nuestros servidores para ofrecerte una mejor experiencia.
 

Recibe nuestro newsletter
 

Miles de mexicanos invadieron Austin

La presencia de Sergio Prez atrajo mexicanos al GP de Estados Unidos. (Foto: MEDIOTIEMPO)
La presencia de Sergio Prez atrajo mexicanos al GP de Estados Unidos. (Foto: MEDIOTIEMPO)

Sergio Guzmn | MEDIOTIEMPO (Enviado)
Austin, Texas, domingo 18 de Noviembre del 2012

  • El Gran Premio se pintó de verde blanco y rojo por la presencia de una marea de aficionados mexicanos
La fiebre por el automovilismo que ha desatado Sergio Pérez es evidente. Miles de aficionados mexicanos invadieron Austin, Texas, para presenciar el Gran Premio de Estados Unidos y aquello pareció más una carrera en México, pues los colores patrios se impusieron en el Circuito de Las Américas.

Ante la cercanía con la frontera entre Estados Unidos y México, miles de seguidores de Pérez aprovecharon para trasladarse hasta esta localidad texana, y se hicieron sentir desde las tribunas, ovacionando al piloto de Sauber, quien durante el desfile de conductores sintió el calor de sus compatriotas y se notó sonriente con ese respaldo tan evidente.

A bordo de uno de los descapotables que recorrieron el trazado de Austin previo a la carrera, “Checo” saludó a la distancia a esa gente que se le entregó y que hizo un fuerte gasto para estar ahí. Lo malo fue que el resultado para el mexicano no fue bueno, ya que concluyó en la undécima posición.

Pero lo de este día fue una muestra de lo que actualmente representa Pérez en el deporte mexicano. Se ha ganado el respeto de los conocedores de automovilismo y el cariño de quienes apenas se están acercando a las pistas y se empiezan a empapar de lo que es la Fórmula Uno.

Todo esto lo han provocado los resultados de “Checo” durante prácticamente dos años como piloto de Sauber, pero sobre todo, su reciente contratación con la histórica escudería McLaren a partir de la temporada 2013.

Ahora los souvenirs relacionados con Pérez, ya fueran camisetas, gorras, chamarras, guantes y demás aditamentos, estuvieron altamente cotizados y se vendieron a un alto costo.

De esta manera, el Gran Premio de Austin bien pudo considerarse el Gran Premio de México por la cantidad de compatriotas de “Checo” que se dieron cita en el Circuito de Las Américas.

[MEDIOTIEMPO]

Comentarios