'Guti' sorprende y saldrá 10 en GP de Singapur; Vettel gana la Pole

La sorpresa agradable de la jornada de clasificación del GP de Singapur recayó en un mexicano; Esteban Gutierrez (Sauber) saldrá décimo después de haber intentado hacer la vuelta de clasificación...
La sorpresa agradable de la jornada de clasificación del GP de Singapur recayó en un mexicano; Esteban Gutierrez (Sauber) saldrá décimo después de haber intentado hacer la vuelta de clasificación en el último momento.
 La sorpresa agradable de la jornada de clasificación del GP de Singapur recayó en un mexicano; Esteban Gutierrez (Sauber) saldrá décimo después de haber intentado hacer la vuelta de clasificación en el último momento.  (Foto: Getty)
Ciudad de México (Reuters) -
  • Es la primera vez que Esteban Gutiérrez saldrá entre los diez primeros en el Mundial F1 

La sorpresa agradable de la jornada de clasificación del GP de Singapur recayó en un mexicano; Esteban Gutierrez (Sauber) saldrá décimo después de haber intentado hacer la vuelta de clasificación en el último momento, es la primera vez que saldrá en el Top Ten el regio. Gutiérrez no inició a tiempo la última vuelta de la Q3, por lo que no fue cronometrada, sin embargo, es un éxito en una temporada para el olvido de Sauber. Por su parte, el piloto alemán Sebastian Vettel (Red Bull) logró el mejor tiempo de la ronda de clasificación en el Gran Premio de Singapur y sumó su segunda 'pole position' consecutiva, la quinta de la temporada, mientras que el español Fernando Alonso (Ferrari) fue séptimo y saldrá en la cuarta fila. El equipo Red Bull venía comprobando desde la primera jornada de entrenamientos libres que su ritmo de carrera era muy difícil de superar para el resto de los monoplazas. Vettel fue el mejor tanto en la segunda tanda de ayer como en los entrenamientos de hoy, y así lo fue certificando en la clasificación, pese a que en la Q1 se le adelantaron los Mercedes del británico Lewis Hamilton y el alemán Nico Rosberg. Sin embargo, llamó la atención lo arriesgado de la estrategia del tricampeón mundial en la última ronda de clasificación (Q3) en la que, tras realizar en los primeros minutos un tiempo claramente superior al de sus rivales, optó por guardar el coche en talleres y presenciar los últimos dos minutos de la sesión desde allí. "Me siento genial, porque podía haber salido mal", reconoció a la salida Vettel, que explicaba que era un "sentimiento raro" estar viendo las últimas vueltas rápidas de sus rivales y de su compañero, el australiano Mark Webber, desde el taller de Red Bull. Y sobre todo cuando los dos Mercedes habían estado mostrando una gran capacidad a una vuelta, o Webber había superado a su jefe de filas en la Q1, incluso el francés Romain Grosjean (Lotus) se había codeado con los Red Bull, marcando registros muy cercanos. A punto estuvo de arrepentirse el líder del Mundial, cuando vio al Mercedes del alemán Nico Rosberg marcar los mismos tiempos que él en los dos parciales intermedios, e incluso a su compañero Webber hacer lo propio. Pero finalmente salvó la pole por 91 milésimas, 217 en el caso de su compañero. "Estuve fijándome en los tiempos de los sectores atentamente. Mark (Webber) comenzó con el primer sector en morado (mejor tiempo), Romain (Grosjean) tenía el segundo sector en morado pero mi primer sector había sido más rápido. Nico estaba muy cerca", reconocía Vettel, que hizo acopio de sangre fría para sumar su quinta 'pole' del curso y empatar en este apartado con Lewis Hamilton. Con esta primera plaza en parrilla, Vettel da más de un paso en su camino a la tercera victoria en el circuito urbano nocturno de Marina Bay, en el que la posición de salida es realmente importante al ser un trazado poco proclive a permitir adelantamientos, todo lo contrario que su más inmediato perseguidor, el español Alonso. El asturiano, que también opta a su tercera victoria en el Gran Premio de Singapur, fue séptimo pese a realizar, en sus palabras "una vuelta perfecta", y tendrá que hacer una carrera "al cien por cien" tras quedar tan atrás y ser superado, como ya ocurrió en la carrera de Monza, por su compañero, el brasileño Felipe Massa. "Hay que hacer la carrera al cien por cien, perfecta. En Monza había cuatro o cinco coches más rápidos que nosotros y acabamos segundos; aquí salimos séptimos y también los hay más rápidos, pero intentaremos hacerlo lo mejor posible", valoraba el asturiano al término de la jornada. A favor de Alonso están todos los ingredientes que provocan que Singapur sea un Gran Premio difícil de predecir, como la altísima probabilidad de que haya algún incidente que provoque la salida del coche de seguridad (ha salido en todas las ediciones en Singapur), además de que este circuito sea propicio a los pilotos más hábiles. Por su parte, los que parecen haber recuperado el buen ritmo a una vuelta son los coches de Mercedes, con Rosberg segundo y Hamilton quinto después de no haber podido estar en las primeras filas en Italia; y por supuesto el gran papel del francés Grosjean (Lotus), que obtiene por segunda vez el tercer lugar en parrilla, como ya hiciera en Hungaroring. El compañero de Grosjean en Lotus, el finlandés Kimi Raikkonen, en boca de todos estos días por su anunciado fichaje por Ferrari para la próxima temporada, se quedó fuera de la Q3 debido a un dolor de espalda provocado por un nervio pinzado, según reconoció posteriormente.

No te pierdas