Ocho cambios que revolucionarán la F1 en 2014

La Fórmula uno se dirige a una nueva era, en la que los aficionados extrañarán el ruido de los viejos motores de ocho cilindros y que retará a los ingenieros a desarrollar bólidos eficientes a...
La Fórmula uno se dirige a una nueva era, en la que los aficionados extrañarán el ruido de los viejos motores de ocho cilindros y que retará a los ingenieros a desarrollar bólidos eficientes a partir de tecnologías más amigables con el medio...
 La Fórmula uno se dirige a una nueva era, en la que los aficionados extrañarán el ruido de los viejos motores de ocho cilindros y que retará a los ingenieros a desarrollar bólidos eficientes a partir de tecnologías más amigables con el medio...  (Foto: Getty)
Ciudad de México -
  • Al menos ocho cambios importantes se darán para el Mundial de F1 en 2014 

La Fórmula uno se dirige a una nueva era, en la que los aficionados extrañarán el ruido de los viejos motores de ocho cilindros y que retará a los ingenieros a desarrollar bólidos eficientes a partir de tecnologías más amigables con el medio ambiente.

A partir de la temporada 2014, ocho cambios técnicos al reglamento de competencia darán paso a monoplazas más pesados impulsados por motores híbridos (que combinan dos tipos de energía) que ofrecerán menos caballos de fuerza, pero que integrarán un sistema de turbo novedoso.

Menos ruido, más eficiencia en los motores

Los motores V8 de 2.4 litros desaparecieron para dar paso a los V6 de 1.6 litros turbocargados. Entre uno y otro hay un margen significativo en potencia; mientras las pasadas máquinas generaban 750 caballos de fuerza, las nuevas producen 600. 

Sin embargo, los motores de 2014 serán asistidos por dos sistemas de recuperación de energía (ERS-K y ERS-H), que les permitirán compensar la diferencia. 

El ERS-K recobra la energía producida durante el frenado y el ERS-H almacena el calor creado por el escape, para ser utilizados por un motor eléctrico adherido al turbo del monoplaza.  Mientras el KERS se activaba por medio de un botón, los ERS se disparan desde el acelerador.

Gasolina limitada

El manejo de combustible cobrará mayor importancia esta campaña debido a que habrá un límite permitido por carrera. 

Los monoplazas utilizaban un promedio de 160 kilogramos de gasolina en 2013, ahora no podrán sobrepasar los 100 kilogramos por carrera (aproximadamente 140 litros). 

Cualquier equipo que se exceda, será descalificado de la prueba en disputa.

Monoplazas ‘pasados’ de peso

Hasta la temporada anterior, el dúo piloto-auto no podía pesar más de 642 kilos, ahora el tope es de 690 kg. El ajuste se realizó para dar cabida a las nuevas unidades de potencia (motor y ERS), que harán más pesados a los monoplazas.

Alerón delantero recortado, un reto para la aerodinámica

Los ingenieros deberán arreglárselas para mantener el carácter aerodinámico del auto tras la reducción de 75 milímetros en la amplitud de cada lado del alerón delantero.  

El recorte significa que ahora parte del aire que antes pasaba por la parte exterior de las llantas, se abrirá paso por el espacio que hay entre el neumático y el chasis para seguir su camino hacia la sección trasera del coche. 

La FIA asegura que el objetivo principal es evitar pinchaduras cuando el borde llega a impactar la llanta trasera de otro competidor.

Aumenta la demanda por la carga aerodinámica

El alerón trasero sufrió un par de cambios: el ángulo del flap es menos profundo y el beam wing desapareció. Ambas modificaciones disminuyen la capacidad de producir carga aerodinámica o la fuerza que empuja al auto hacia el suelo para mejorar el agarre a alta velocidad.

 

Una ‘rinoplastia’ para cuidar la seguridad

La nariz y el chasis serán menos altos respecto al piso del auto por motivos de seguridad. Sobre todo la punta, que pasó de 550 a 185 milímetros para evitar que el coche salga disparado al aire en caso de un choque contra la parte trasera de otro vehículo.

El cambio en la nariz es uno de los que más se notarán a primera vista en los bólidos durante la temporada 2014, ya que orilló a los ingenieros a crear diseños muy diferentes o extraños comparados con los de años previos.

Una sola configuración de cambios para todo el año

Los equipos tenían la posibilidad de elegir siete entre 30 cambios de velocidad (aparte de la reversa) para la caja de transmisión antes de cada carrera en 2013. A partir de este año, cada escudería seleccionará ocho opciones que utilizará durante toda la temporada, con acceso a una modificación sin castigo.

El escape vuelve a ser un simple ducto de salida para los gases

Red Bull, equipo Tetracampeón del Mundial de Constructores, aprovechó los gases emitidos por el escape para proporcionar una mayor carga aerodinámica a su monoplaza en temporadas pasadas. En 2014, la escudería austriaca ya no lo podrá hacer.

El nuevo escape sencillo implica que los gases saldrán en línea recta por la parte central del monoplaza, por lo que no será posible llevarlos hacia el difusor para luego emplearlos en mejorar el agarre del auto sobre la pista.

No te pierdas