Ex director médico de F1 denunció errores en tratamiento de Schumacher

El ex jefe médico de la Fórmula 1, Gary Hartstein, afirmó que las posibilidades de que Michael Schumacher se recupere de su accidente de esquí son cada vez menores, y afirmó que se cometieron...
El ex jefe médico de la Fórmula 1, Gary Hartstein, afirmó  que las posibilidades de que Michael Schumacher se recupere de su accidente de esquí son cada vez menores, y afirmó que se cometieron errores al atenderlo tras su caída.
 El ex jefe médico de la Fórmula 1, Gary Hartstein, afirmó que las posibilidades de que Michael Schumacher se recupere de su accidente de esquí son cada vez menores, y afirmó que se cometieron errores al atenderlo tras su caída.  (Foto: Getty, )
Hamburgo, Alemania (EFE) -
  • Hartstein aseguró que mucho se pudo haber evitado 

El ex jefe médico de la Fórmula 1, Gary Hartstein, afirmó este miércoles que las posibilidades de que Michael Schumacher se recupere de su accidente de esquí son cada vez menores, y afirmó que se cometieron errores al atenderlo tras su caída. Hartstein, jefe médico de la F1 hasta 2012, escribió en su blog que ha sabido "por fuentes habitualmente irreprochables con acceso a esta información" que se cometieron errores en los primeros instantes posteriores al accidente del alemán en los Alpes franceses el 29 de diciembre. "Creo que cuando se empezó a tratar a Michael es evidente que hubo lapsus serios de valoración", escribió. "Estos lapsus podrían haber empeorado (y casi con toda seguridad empeoraron de hecho) el caso de Michael", añadió. Más tarde, Hartstein aclaró que se refería a la atención médica "chapucera" que el heptacampeón de Fórmula 1 recibió antes de ser ingresado en un hospital de Grenoble, en el sureste de Francia. Hartstein no detalló qué errores podrían haber perjudicado a Schumacher, de 45 años, en fase de despertar progresivo tras haber sido inducido en coma artificial. Según Hartstein, "a medida que el tiempo pasa (...) es cada vez menos probable que Michael se recupere de forma notoria". El 29 de diciembre, el piloto se cayó cuando esquiaba en compañía de su hijo y unos amigos en la estación alpina de Meribel (Francia), y se dio con una roca en la cabeza. Al ingresar en el hospital, sufría lesiones craneales "difusas y serias". Tras ser inducido en un coma artificial, el 30 de enero fue puesto en fase de despertar progresivo, que consiste en disminuir progresivamente los sedantes administrados.

No te pierdas