Esposa de 'Schumi' quiere trasladar al piloto a casa

La esposa de Michael Schumacher, Corinna, mandó a construir una sala con equipamiento médico en su mansión en Suiza, con un coste de unos 12 millones de euros, para atender a su marido cuando...
La esposa de Michael Schumacher, Corinna, mandó a construir una sala con equipamiento médico en su mansión en Suiza, con un coste de unos 12 millones de euros, para atender a su marido cuando salga del hospital, publica este lunes el periódico...
 La esposa de Michael Schumacher, Corinna, mandó a construir una sala con equipamiento médico en su mansión en Suiza, con un coste de unos 12 millones de euros, para atender a su marido cuando salga del hospital, publica este lunes el periódico...  (Foto: Getty)
Ciudad de México (Reuters) -
  • La fortuna de la familia Schumacher asciende a unos 605 millones de euros

La esposa de Michael Schumacher, Corinna, mandó a construir una sala con equipamiento médico en su mansión en Suiza, con un coste de unos 12 millones de euros, para atender a su marido cuando salga del hospital, publica este lunes el periódico británico MailOnline. De acuerdo con el diario, Corinna Schumacher decidió trasladar a su casa al piloto, hospitalizado en Francia desde el pasado 29 de diciembre tras sufrir un grave accidente de esquí, a pesar de que los médicos la han advertido de que es improbable que despierte de su estado de coma inducido. MailOnline, versión digital de The Daily Mail, explica que la esposa quiere habilitar una suite con todos los avances tecnológicos para garantizar el confort del séptuple Campeón del Mundo de Fórmula Uno, en la mansión de ambos a orillas del lago Ginebra valorada en 30 millones de euros. El diario dice que Corinna, de 45 años, quiere invertir así parte de la fortuna de unos 605 millones de euros de la pareja y cita a un allegado diciendo que la esposa vería como una "traición" abandonar a su marido. Cuando se cumplen tres meses del accidente del piloto alemán de 45 años en los Alpes franceses, la familia informó que hay "pequeños signos esperanzadores" en su evolución, si bien advierte de que la recuperación puede ser lenta debido a la gravedad de la lesión. Los familiares viajan diariamente desde su hogar en Suiza al hospital de Grenoble, unos 241 kilómetros ida y vuelta, apunta el periódico.

No te pierdas