Personal médico habría robado historial de Schumacher

El responsable del robo del supuesto historial médico del piloto alemán Michael Schumacher podría haber sido una de las personas que este mes le condujeron en ambulancia desde el hospital de...
El responsable del robo del supuesto historial médico del piloto alemán Michael Schumacher podría haber sido una de las personas que este mes le condujeron en ambulancia desde el hospital de Grenoble (Francia) hasta su nuevo centro hospitalario...
 El responsable del robo del supuesto historial médico del piloto alemán Michael Schumacher podría haber sido una de las personas que este mes le condujeron en ambulancia desde el hospital de Grenoble (Francia) hasta su nuevo centro hospitalario...  (Foto: Getty, )
Ciudad de México (Reuters) -
  • El documento robado, de once o doce páginas, fue escrito por el médico de 'Schumi'

El responsable del robo del supuesto historial médico del piloto alemán Michael Schumacher podría haber sido una de las personas que este mes le condujeron en ambulancia desde el hospital de Grenoble (Francia) hasta su nuevo centro hospitalario en la ciudad suiza de Lausana. El documento robado, de once o doce páginas, fue escrito por el médico en Grenoble del heptacampeón de Fórmula Uno con el objetivo de darle toda la información necesaria a su homólogo en el Centro Hospitalario Universitario del cantón de suizo de Vaud (CHUV). La prensa francesa recogió declaraciones del fiscal de la República de Grenoble, al frente de la investigación, que en una entrevista concedida al diario helvético "SonntagsBlick" asegura que todo apunta a que una o varias personas de esa ambulancia serían las responsables de las fotografías que circulan sobre ese informe. La familia Schumacher no se ha pronunciado por el momento, pero sí envió un comunicado el pasado 23 de junio en el que denunció ese robo. "No podemos afirmar si esos documentos son auténticos. De cualquier forma está claro que han sido robados. Se ha denunciado al ladrón y las autoridades ya están trabajando en el asunto", indicó a través de su portavoz, Sabine Kehm. Esta advirtió entonces de que estaba prohibida su compra y publicación y de que "el contenido de cualquier archivo médico es una información totalmente privada y confidencial y no puede ponerse a disposición del público".

No te pierdas