Rosberg-Hamilton, batalla nocturna en Marina Bay

El alemán Nico Rosberg (Mercedes), líder del Mundial de Fórmula Uno, y su compañero y principal rival, el inglés Lewis Hamilton, tendrán una nueva batalla en el circuito urbano de Marina Bay,...
El alemán Nico Rosberg (Mercedes), líder del Mundial de Fórmula Uno, y su compañero y principal rival, el inglés Lewis Hamilton, tendrán una nueva batalla en el circuito urbano de Marina Bay, donde este fin de semana se disputará el GP de Singapur.
 El alemán Nico Rosberg (Mercedes), líder del Mundial de Fórmula Uno, y su compañero y principal rival, el inglés Lewis Hamilton, tendrán una nueva batalla en el circuito urbano de Marina Bay, donde este fin de semana se disputará el GP de Singapur.  (Foto: Getty, )
Marina Bay, Singapur (Reuters) -
  • Hamilton acecha la cima del Mundial tras su victoria hace dos semanas en Monza

El alemán Nico Rosberg (Mercedes), líder del Mundial de Fórmula Uno, y su compañero y principal rival, el inglés Lewis Hamilton tendrán una nueva batalla, esta vez nocturna, en el circuito urbano de Marina Bay, donde este fin de semana se disputará el Gran Premio de Singapur.

Rosberg, que tras ganar la prueba inaugural de Australia logró triunfos en Mónaco, Austria y Alemania, encabeza el Mundial con 238 puntos, 22 más que Hamilton, que en Monza le relegó al segundo puesto, en el séptimo doblete en 13 carreras de Mercedes, líder del certamen de constructores, con 454 puntos, 182 más que Red Bull. Hamilton, campeón del mundo en 2008 (con McLaren), logró en Italia su sexta victoria del año, después de las conseguidas en Malasia, Bahrein, China, España y Gran Bretaña, y atacará de nuevo a su antagonista en la ciudad-estado de Asia, continente al que regresa el Mundial tras seis carreras en Europa. Singapur alberga (en horario televisivo habitual) la única carrera nocturna del año, gracias a los mil 500 proyectores gigantes que convierten en único el Gran Premio más largo de la temporada, en una pista de cinco mil 65 metros a la que el domingo está previsto que se den 61 vueltas, para completar un recorrido de 308.8 kilómetros. Se corrió allí por primera vez en Singapur durante la campaña  2008, con victoria del doble campeón mundial español Fernando Alonso, entonces en Renault, que repetiría dos años después con "Grand Chelem". Del templo de la velocidad lombardo en Monza, el Mundial se traslada al segundo circuito más lento del calendario, después del de Mónaco. Es una pista bacheada en la que se rodará a partir de este viernes cuando arranquen los entrenamientos libres, que se completarán el sábado antes de la calificación que ordenará la parrilla de salida del domingo. Los monoplazas usarán neumáticos de compuestos blandos y superblandos, combinación usada por última vez en Hockenheim. Hamilton, que en Italia festejó su triunfo 24 en F1, ganó en Marina Bay  en 2009. Los pasados tres años, se llevó la carrea anotó el Tetracampeón Mundial, el alemán Sebastian Vettel, que no ha tenido una buen desempeño este año. Su compañero australiano Daniel Ricciardo, tercero en el Mundial (166 puntos), único que ha contestado la hegemonía de Mercedes con victorias en Canadá, Bélgica y Hungría, ya reclama galones de mando y no pocos afirman que Vettel desea cambiar de aires. Alonso es quinto en el Mundial, con 121 puntos, uno menos que el finlandés Valtteri Bottas (Williams), que es una de las revelaciones de la temporada con cuatro podios. Fernando fue tercero en 2009 y 2012 en Singapur; y segundo el año pasado, por detrás de Vettel, sexto en la general a 132 puntos de Rosberg. Esta vez se antoja difícil que Ferrari suba al podio en Marina Bay. Sin embargo, en este circuito es habitual la entrada en pista del coche de seguridad, circunstancia que abre la posibilidad a las sorpresas en una carrera muy exigente para los pilotos, que pueden perder hasta tres litros de agua debido al calor y la gran humedad. En el que se empezarán a aplicar las primeras restricciones en las comunicaciones por radio entre los equipos y sus pilotos y donde el mexicano Sergio Pérez (Force India), séptimo en Monza y que ha puntuado siempre en Singapur, buscará entrar de nuevo en el Top 10. Su compatriota Esteban Gutiérrez (Sauber) intentará hacerlo por primera vez este año, al igual que Pastor Maldonado (Lotus), único venezolano que ha ganado un Gran Premio: el de España, hace dos años, en Montmeló.

No te pierdas