Ogier buscará el Bicampeonato del WRC en Francia

El francés Sebastien Ogier volverá este fin de semana durante el Rally de Francia, a las carreteras alsacianas sobre las que se coronó Campeón del orbe por primera vez y donde buscará un segundo...
El francés Sebastien Ogier volverá este fin de semana durante el Rally de Francia, a las carreteras alsacianas sobre las que se coronó Campeón del orbe por primera vez y donde buscará un segundo cetro en el Mundial de Rally (WRC).
 El francés Sebastien Ogier volverá este fin de semana durante el Rally de Francia, a las carreteras alsacianas sobre las que se coronó Campeón del orbe por primera vez y donde buscará un segundo cetro en el Mundial de Rally (WRC).  (Foto: Getty, )
Estrasburgo, Francia (EFE) -
  • El vigente monarca le sava 50 puntos de ventaja a su compañero, Jari-Matti Latvala
  • Si termina seis unidades por encima del finlandés en la prueba, se coronará de nuevo

El francés Sebastien Ogier volverá este fin de semana durante el Rally de Francia, a las carreteras alsacianas sobre las que se coronó Campeón del orbe por primera vez y donde buscará un segundo cetro en el Mundial de Rally (WRC) al volante de su Volkswagen Polo-R. Para sellar el título, el galo necesita seis puntos más que su compañero finlandés Jari-Matti Latvala que está a 50 unidades de él en la clasificación general, cuando restan tres pruebas por disputarse: Francia, España y Gran Bretaña. "Tener 50 puntos de margen es interesante pero mi abandono en Alemania (hace un mes) me recuerda que puedo perder rápidamente mi ventaja", avisó Ogier. "Habrá que evitar un resultado en blanco que podría hacer que Jari-Matti se acerque a 22 puntos", añadió el vigente monarca. Tras su abandono en Alemania, Ogier se rehizo y ganó el Rally de Australia. Un éxito importante desde un punto de vista psicológico para un piloto que afirmó haber vivido "un verano (boreal) difícil" durante el que no se sintió "al 100 por ciento". El francés apareció sereno el martes y el miércoles en los reconocimientos, asegurando que se siente "en buena forma y con confianza" la víspera de una prueba que le podría servir para proclamarse doble campeón del mundo. "El año pasado, sólo me faltaba un punto. Esta vez, es más complicado. Tengo que ganar a Jari-Matti y evitar tomar riesgos inútiles. Siempre salgo para ganar pero también es esencial seguir en la carrera. Y, no pasa nada si gano el título dentro de unas semanas", explicó Ogier. LA PRUEBA MÁS DIFÍCIL SOBRE ASFALTO El francés afrontará un recorrido renovado casi al 50 por ciento. No fallar en las anotaciones y reconocimientos será primordial para llevarse un nuevo título. El Rally de Francia es considerado por los pilotos como la prueba de asfalto más difícil de la temporada. "Las condiciones son cambiantes, las variaciones en la adherencia, a veces inesperadas, no son fáciles de leer", indicó el belga Thierry Neuville que abrió su palmarés en el WRC el pasado septiembre en Alemania. Fue sobre asfalto, su superficie preferida. El piloto de Hyundai será candidato al podio igual que el británico Kris Meeke, que sustituyó esta temporanda al francés Sebastien Loeb al mando del Citroën DS3. Pero para Ogier, la principal amenaza es Latvala. Los dos pilotos de Volkswagen luchan de forma leal y el constructor alemán no ha impuesto ninguna orden de equipo. Volkswagen se aseguró la corona de constructores en Australia y uno de sus pilotos ganará el título individual por lo que: ¡qué gane el mejor! "Cuando firmé en 2011, esta igualdad en el trato fue un factor que buscaba porque es algo que había sufrido en mi anterior equipo", recordó Ogier, que tuvo que apartarse ante Loeb cuando los dos franceses corrían en Citroën.

No te pierdas