Banco alemán demandó a Ecclestone por 345 mde

El Banco público regional alemán BayernLB presentó una demanda contra el patrón de la Fórmula Uno, Bernie Ecclestone, para reclamarle más de 345 millones de euros en compensación por el dinero que...
El Banco público regional alemán BayernLB presentó una demanda contra el patrón de la Fórmula Uno, Bernie Ecclestone, para reclamarle más de 345 millones de euros en compensación por el dinero que estima perdió en 2006.
 El Banco público regional alemán BayernLB presentó una demanda contra el patrón de la Fórmula Uno, Bernie Ecclestone, para reclamarle más de 345 millones de euros en compensación por el dinero que estima perdió en 2006.
Berlín, Alemania (Reuters) -
  • BayernLB considera que sus acciones de F1 se vendieron a un precio inferior al debido

El Banco público regional alemán BayernLB presentó una demanda contra el patrón de la Fórmula Uno, Bernie Ecclestone, para reclamarle más de 345 millones de euros en compensación por el dinero que estima perdió al venderle en 2006 las acciones que poseía en el negocio de las carreras.

Según informó el banco, su petición de indemnización parte de la base de que Ecclestone sobornó en esa operación al banquero Gerhard Gribkowsky, encargado por el BayernLB de vender las acciones de la Fórmula Uno que poseía la entidad -cerca del 50 por ciento del negocio- tras la quiebra del grupo mediático alemán Kirch.

La Audiencia de Munich inició un juicio contra Ecclestone por soborno en este caso, pero el caso quedó cerrado en mayo después de que la defensa y el fiscal llegaran a un acuerdo que implicó que el británico pagara 100 millones de dólares (unos 75 millones de euros).

En su demanda, presentada ante la Audiencia provincial de Munich, el BayernLB considera que la venta de sus acciones se realizó a un precio inferior al debido y exige ser indemnizado.

Aunque el proceso contra Ecclestone fue sobreseído, Gribkowski ya había sido condenado a ocho años de cárcel y en su sentencia se señalaba que Ecclestone había conducido al banquero al delito.

El caso se remontaba a 2006, cuando el BayernLB encargó a Gribkowski, el jefe de su departamento de riesgos, vender su participación en el negocio de la Formula 1.

Según la acusación de la fiscalía en el caso de Ecclestone, el británico le pagó en torno a 32 millones de euros (44 millones de dólares) para que esa participación acabara en manos de la empresa británica CVC Capital Partners y evitar así que alguien ajeno pudiera ensombrecer su posición de liderazgo en el negocio.

No te pierdas