A alta velocidad, la F1 revivió en la capital

Hace 23 años fue la última vez que un bólido de F1 rodó en la capital, Daniel Ricciardo y Carlos Sainz se encargaron de revivir el serial más importante del automovilismo.
A alta velocidad, la F1 revivió en la capital
Ciudad de México -
  • Daniel Ricciardo y Carlos Sainz se encargaron de revivir el serial más importante del automovilismo en la plancha del Zócalo

Hace 23 años fue la última vez que un bólido de F1 rodó en la capital, Daniel Ricciardo y Carlos Sainz se encargaron de revivir el serial más importante del automovilismo mundial en la plancha Zócalo.

El "ruido" de un motor "antigüo" cimbró las calles aledañas del centro de la Ciudad, Ricciardo aceleró y los más de 15 mil asistentes se quedaron absortos por el ensordecedor sonido del motor.

"Mi familia y yo venimos a formarnos desde las 08:00 horas, quiero que escuchen los motores y lo que es un verdadero auto de carreras", dijo Carlos Gómez, un orgulloso padre que portaba una gorra de Red Bull.

Los balcones y terrazas de los edificios que rodean el Zócalo lucían abarrotados; una gran expectación surgió cuando la exhibición del Infiniti Ref Bull Racing fue anunciada y uno de sus bólidos amaneció frente al Ángel de la Independencia.

Ricciardo lucía sonriente, a pesar de haber aterrizado en la madrugada de este sábado no lucía estragos por el cansancio. Lo mismo Sainz, sólo que su papel es más discreto por estar en la "discreta" escudería Toro Rosso, que sirve como plataforma para ascender al equipo grande (Red Bull).

"Es una bella ciudad, me han tratado muy bien. El auto tiene un excelente agarre a pesar que la pista es pequeña", dijo Sainz en exclusiva a Medio Tiempo.

La adrenalina al máximo, los niños y jóvenes soportaron las inclemencias del sol con tal de ver un auto de F1 de cerca.

Autógrafos para algunos afortunados, "selfies" y seis afortunados rodaron en un par de automóviles con ambos pilotos.

Un derrape en una de las curvas estuvo a punto de colisionar a ambos pilotos, la habilidad de Sainz salvó a sus pasajeros y de paso, u auto valuado en un millón de pesos.

¡Es el riesgo de la velocidad! Es la F1 que revivió en la capital del deporte, la Ciudad de México.

 

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas
×