F1 'quemó' llanta en la plancha del Zócalo

La antesala al Gran Premio de México fue un éxito, la F1 regresó a nuestro país tras 23 años de ausencia y los bólidos más rápidos del mundo 'quemaron' llanta
 La antesala al Gran Premio de México fue un éxito, la F1 regresó a nuestro país tras 23 años de ausencia y los bólidos más rápidos del mundo 'quemaron' llanta  (Foto: Notimex)
Ciudad de México -
  • Daniel Ricciardo (Red Bull) y Carlos Sainz (Toro Rosso) rodaron en el Zócalo capitalino

La antesala al Gran Premio de México fue un éxito, la F1 regresó a nuestro país tras 23 años de ausencia y los bólidos más rápidos del mundo "quemaron" llanta y ensordecieron por más de dos horas el Zócalo capitalino con sus potentes motores.

Desde temprano, más de 15 mil personas abarrotaron las vallas laterales que se colocaron alrededor del centro de la Ciudad de México, miles de playeras de Red Bull y otras camisetas alusivas a las escuderías sobresalían en la marea de gente que se congregó.

Jóvenes y adultos en su mayoría, veían asombrados la envergadura de un Fórmula 1, de vistoso color azul, el auto era objeto de deseo de más de un aficionado.

Parte de la calle 20 de noviembre y la Plaza de la Constitución fueron convertidas en una improvisada pista, el australiano Daniel Ricciardo (Red Bull) y el español Carlos Sainz (Toro Rosso) rodaron a más de 250 km/h alrededor de 40 giros en sus RB7, un Inifiniti Q50 y un Renault Clio R.S. 200C.

"Es impresionante la cantidad de gente, no me esperaba esto. Fue una gran respuesta y supongo que en noviembre será algo similar en el Gran Premio de México.", explicó Ricciardo.

El piloto mexicano Gustavo Vildósola también tomó parte y gastó varias decenas de litros de gasolina a bordo de su "Trophy Truck", e incluso al final, rodó a la par de Riciardo y Sainz sobre el trazado capitalino para ganarse los aplausos de la gente.

MEDIDAS DE SEGURIDAD, MÍNIMAS PARA EXHIBICIÓN DE F1

A pesar de no haber ocurrido ningún incidente, las medidas de seguridad fueron mínimas durante el recorrido de los autos F1 y el "Trophy Truck".

Unas vallas de metal, cuerpos de seguridad y señalamientos, eran las únicas barreras que impedían al público ingresar a la pista. Un puente improvisado (que temblaba con el peso de los usuarios) conectaba la entrada principal con la zona VIP de los patrocinadores y de prensa.

"La verdad no nos fijamos mucho en eso, ellos son profesionales así que deben tener todo bajo control", dijo Ángelica González, quien apartó su lugar desde las 07:00 horas para que sus hijos pudieran ver el mejor espectáculo de autos en el mundo en "primera fila".

Hubo saldo blanco durante la celebración previa al GP de México, los bólidos de F1 "quemaron" llantas sin provocar daño alguno, no más allá de las "gomas derretidas" sobre el pavimento de la pista mexicana.

¡Felicidades! Esta es una nota de las tres que te harán ganar una playera de Paraguay. Manda tu screenshot a nuestras redes sociales. Pero apúrate que el primero gana.

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas
×