Hospital NFL

La Semana 7 resultó ser por demás sangrienta. Jugadores clave para sus equipos tales como Reggie Wayne, Brian Cushing, Leon Hall, Doug Martin y Sam Bradford se perderán lo que resta de la temporada.

La Semana 7 resultó ser por demás sangrienta. Jugadores clave para sus equipos tales como Reggie Wayne, Brian Cushing, Leon Hall, Doug Martin y Sam Bradford se perderán lo que resta de la temporada, aunque eso sí, solo Wayne y Hall están en un equipo que es contendiente.

Los Bears perderán a Jay Cutler y Lance Briggs, sus capitanes en ofensiva y defensiva por al menos 6 semanas, todas esas lesiones se suman las de innumerables jugadores, por mencionar los más destacados DeMarcus Ware, Randall Cobb, Henry Melton, Julio Jones, Vince Wilfork y varios más.

En algún momento, recuerdo haber leído una frase que venía de la oficina de la NFL y decía "mejor que se rompan las piernas a que sufran golpes serios en la cabeza".

Todos sabemos que por años las lesiones son el pan de cada día en la NFL, pero el juego ha evolucionado demasiado, y hoy todos los jugadores que conforman un roster son tremendamente atléticos, o bueno, casi todos.

Es evidente que los castigos, las multas, las sanciones y advertencias cada día son más, pero sinceramente ¿creen que con eso evitarán las lesiones? Hay varios equipos a los que una lesión les puede cambiar la temporada de la noche a la mañana. Además, la esencia por años de la NFL fue la rudeza, los golpes, la sangre en los uniformes y de ahí se creó el encanto por el deporte más popular de los Estados Unidos.

Está muy bien criticar, y lo ideal sería aportar una solución, sinceramente yo no la veo, aquí es preferir o la salud de los jugadores o el entretenimiento al máximo, definitivamente no está nada padre ver a jugadores conmocionados en el campo, saliendo en ambulancia y no quiero decir más allá de eso, pero a los fanáticos les gusta eso.

Ojalá que la tecnología en los equipamientos ayude a que las lesiones, conmociones y demás disminuyan considerablemente, los que amamos la NFL esperamos mucho a que llegue la temporada y cuando llega, se va demasiado rápido para que una lesión mate las esperanzas de nuestro equipo.

MEMORABLE REGRESO El domingo por la noche nos tocó vivir uno de los momentos que difícilmente olvidaremos en mucho tiempo, el recibimiento que le dieron a Peyton Manning en el Lucas Oil Stadium le pone a cualquiera la piel chinita.

Desafortunadamente las declaraciones de Jim Irsay –dueño de los Colts- la semana pasada, opacaron lo que pudo haber sido una fiesta completa. Qué rápido se le olvidó a Irsay que Peyton Manning fue el que puso a su franquicia en el mapa, que antes de Manning los Colts no existían, que la gente los recordaba principalmente por haberse escapado de Baltimore a media noche como auténticos ladrones. Hay que tener clase y principalmente ser bien agradecido.

Ya en el terreno de juego, se demostró que la decisión de haber dejado ir a Manning para seleccionar a Luck en el Draft de hace 2 años fue la correcta, Manning les hubiera dado unos 2 o 3 años buenos, pero con Luck aseguran estar en los primeros planos durante la próxima década al menos.

La próxima semana la mayoría de los equipos habrán jugado la mitad de sus partidos, el panorama se comenzará a aclarar y empezaremos a analizar lo que podrían ser los Playoffs. Hasta entonces los espero.

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas