Para muestra, un botón

Si alguna vez te habían platicad de lo emocionante que puede llegar a ser el Futbol Americano Colegial (NCAAF) y no lo has constatado, para muestra, un botón; checa los videos de las últimas dos...

Si alguna vez te habían platicad de lo emocionante que puede llegar a ser el Futbol Americano Colegial (NCAAF) y no lo has constatado, para muestra, un botón; checa los videos de las últimas dos victorias de la universidad de Auburn, contra Georgia y contra Alabama, simplemente irreales, impensables e inexplicables.

El sistema de la NCAA es bastante complejo, se divide primero en FBS (Football Bowl Subdivision) y FCS (Footbal Championship Subdivision) esta segunda es demasiado inferior, y no muy seguida, así que explicaremos como se constituye la FBS.

Primero, tiene muchas Conferencias, las más importantes son: SEC, Pac-12, Big Ten, Big 12, ACC y American. Cada una de esas tiene Divisiones, en algunos casos Norte/Sur en otros Este/Oeste.

Al final del calendario regular, cada una de las Conferencias tiene su partido de Campeonato que lo disputan los líderes Divisionales, sin importar sus marcas, a veces eso se traduce en partidos por el Campeonato muy disparejos.

De acuerdo a cada Conferencia y sus respectivos integrantes, es como se valora la calidad de las victorias o derrotas y en base a eso, cada equipo tiene un porcentaje que los cataloga por rankings durante toda la temporada, siempre basado en un Top 25.

Es por eso que muchas veces podemos encontrar equipos con marca invicta al final del año que esté pre-rankeado  más abajo, a otro equipo que al menos tenga dos derrotas.

Aquí la calidad del rival y las formas de ganar cuentan mucho para el ranking semanal que otorga el BCS (Bowl Championship Series).

Los equipos suelen jugar entre 11 y 12 partidos al año, el calendario normalmente incluye a equipos de su misma conferencia y algunos otros que se distribuyen de distintas maneras, arreglos entre universidades, rivalidades, etc.

Este año será el último que se juegue en la modalidad actual, a partir del año que entra se prevé que haya una clase de Playoffs en la NCAA y que eso ayude mucho a que la determinación de los equipos que disputen el campeonato sea mucho más pareja, algo así como sucede en la NCAABB, donde existe el torneo de la locura de marzo y los mejores 64 equipos de la nación se van eliminando entre sí. Este no será tan extenso en equipos pero por supuesto más justo.

Por ejemplo, la derrota de Alabama el sábado pasado ante Auburn, lo deja prácticamente fuera de la oportunidad de disputar el título, Auburn, por ser también un equipo del SEC, se ganó el derecho de disputar la final de la conferencia en este caso ante los Tigres de Missouri y quizá no les alcance a ninguno de los dos para jugar el BCS Championship ya que arriba de ellos están Florida State (ACC) y Ohio State (Big 10), Conferencias inferiores al SEC pero ambos terminaron invictos.

Sin embargo, hoy Alabama es sin duda uno de los dos mejores equipos de la nación y sería el único que podría darle pelea a FSU en un partido por el campeonato, ni hablar que Alabama y los dos equipos que disputarán el partido por el campeonato del SEC, se ven superiores a Ohio State que aun con su marca invicta, deja muchas dudas a su alrededor, más aún que apenas le ganó por un punto a Michigan, un rival muy muy inferior. 

La realidad es que no existe manera de saber qué sucederá, ya que todo se define por votación y el resultado de datos que arroja una máquina para dar en teoría a los mejores equipos.

En mi opinión, si Ohio State no pierde contra Michigan State el partido de campeonato del Big Ten, disputará el BCS Championship contra FSU, que no tendrá problemas para ganarle a Duke en la final del ACC, Duke, si, no me equivoqué, por más increíble que parezca.

El problema de ello, si así sucede, es que no habría ningún equipo del SEC en la final, siendo la conferencia más difícil y competida, tampoco del Pac-12 que le sigue este año al SEC y la ACC que está rankeada como la quinta de la FBS, tendrá a FSU disputando el título.

Muy loable lo que hizo Auburn, quizá algunos le digan suerte, quizá sea culpa de Saban y el destino le está pagando muchas cosas que hizo en el pasado y le pasa factura por su soberbia, lo que ustedes quieran. La realidad es que un Alabama vs. Florida State era la mejor final en el papel y no se va a dar, pero es una realidad que en los deportes no siempre llegan ni ganan los mejores.

Sé que pueden quedar mil dudas en el tintero y tampoco son un experto (todavía) en la materia, pues apenas sigo este fantástico espectáculo del Futbol Americano Colegial apenas hace unos 5-6 años, pero si quedaron algunas dudas, con mucho gusto me las pueden consultar en el mail que aparece arriba en esta página o por Twitter en @PlaysOfTheWeek 

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas