El momento ha llegado

Se terminó la espera, el Super Bowl XLIX está a la vuelta de la esquina.

Se terminó la espera, el Super Bowl XLIX está a la vuelta de la esquina. Ambos equipos se presentaron ante los medios de comunicación en innumerables ocasiones y el respeto mutuo reinó durante toda la semana.

Ambos equipos saben que el rival es un equipo completo, con pocas debilidades, que tiene muchos jugadores que pueden cambiar el rumbo del partido en cualquier momento, y es por eso que para la mayoría de los protagonistas la clave está en cuidar el balón y no cometer turnovers.

Ya pasó una década desde la última vez que la exitosa dupla Belichick/Brady alzó su último trofeo Vince Lombardi, y en aquel entonces era el segundo de manera consecutiva, algo que ellos mismos intentarán evitar que hagan los Seahawks.

Los logros de Tom Brady son incuestionables, de ganar el domingo sin duda alguna estará en lo más alto de la historia de esta Liga, sus 20 victorias en Playoffs, son más que lo logrado por 21 franquicias de la NFL en la era Super Bowl.

Ningún QB ha jugado más Super Bowls que Brady, y de ganar se unirá a Bradshaw y Montana con 4 anillos.

Por su parte Russell Wilson se convertiría en el Quarterback más joven en ganar dos campeonatos y estaría iniciando una carrera promisoria con apenas 3 años en la Liga.

Para mí, la clave del partido para los Seahawks es correr el balón con Marshawn Lynch ante la segunda mejor defensa por tierra de la Liga. No es que desconfíe de las capacidades de Wilson, pero mantener a Brady en las laterales es lo que puede llevar los Seahawks al bicampeonato, y para eso tendrán que establecer el juego terrestre.

Si los Patriots quieren ganar, deberán buscar a Rob Gronkowski y lograr que haga daño a la defensa temible de los Seahawks, 11 de los 17 Touchdowns que Seattle permitió, fueron de un ala cerrada.

No recuerdo un Super Bowl recientemente que luciera tan parejo en el papel como éste. No es casualidad que los momios en las Vegas no tengan favorito.

Ésta será la quinta vez desde 1990 que se enfrenten los dos sembrados #1, las cuatro anteriores las ganó el equipo que representa a la NFC.

Me inclino ligeramente del lado de los Seahawks para ganar en el Súper Domingo. La razón es porque no veo en los Patriots a jugadores que puedan cambiar el rumbo del partido en una jugada, lo que se llama Playmakers, no tienen un receptor abierto que pueda correr una ruta recta y recibir un pase de 50 yardas de Brady para anotación, no veo que LeGarrette Blount se escape en un acarreo 70 yardas.

No será nada sencillo para los Patriots ejecutar su juego aéreo de rutas cortas teniendo enfrente a Richard Sherman y Earl Thomas. Los Seahawks sí cuentan con jugadores clave.

Pick: Patriots 20-24 Seahawks.

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas