Manning, casi perfecto, preserva invictos a los Giants

Hasta ahora, los Giants de Nueva York se parecen a los Patriots de Nueva Inglaterra del año pasado.
 Hasta ahora, los Giants de Nueva York se parecen a los Patriots de Nueva Inglaterra del año pasado.

MEDIOTIEMPO | Agencias6 de Octubre del 2008

  • Los Dolphins lucen como los matagigantes de esta campaña

Hasta ahora, los Giants de Nueva York se parecen a los Patriots de Nueva Inglaterra del año pasado.

En una actuación casi perfecta, Eli Manning lanzó dos pases de anotación, Brandon Jacobs corrió por dos anotaciones más y los invictos Giants anotaron en sus primeras cinco posesiones.

El triunfo fue el octavo consecutivo de los Giants (4-0) desde los Playoffs del año pasado, y le ha significado a los Campeones del Súper Bowl su mejor comienzo de una campaña desde 1990, cuando lograron un récord de 13-3 y también ganaron el título de la NFL.

Los Giants sumaron 523 yardas en total, su mayor número desde que acumularon 524 contra Green Bay en el 2002.

A la defensiva, limitaron a Seattle a 187 yardas.

"Uno quiere ganar todos los partidos", dijo el linebacker de los Giants, Antonio Pierce. "Pero eso no es muy realista. Sólo ha pasado dos veces en la NFL (incluida una el año pasado, con los Patriots), que dos equipos han llegado invictos a la Postemporada. Si podemos terminar sin derrotas ante los rivales de la División, eso será magnifico".

Cuando se le pidió que comparara a los Giants con los Patriots del 2007, cuya única mácula fue perder el Súper Bowl ante el propio Nueva York, Pierce desestimó la foja invicta.

"Somos uno de los mejores cinco o 10 equipos de la Liga", dijo modestamente. "Otros tienen mejores equipos especiales, quizás nombres más famosos, mejores entrenadores o qué sé yo. Sólo somos uno de los equipos que ha tenido la fortuna de comenzar con un récord de 4-0".

Además, los Giants lo han logrado sin su mejor receptor, Plaxico Burress, suspendido por un encuentro por ausentarse de un entrenamiento el 22 de septiembre.

Y si se trata de buscarles un eventual oponente a los Giants para el Súper Bowl -aunque todavía resta mucho de la campaña-, el candidato más fuerte es Tennessee.

Los Titans tampoco han conocido la derrota. El domingo, Tennessee conservó el invicto gracias a un touchdown en las postrimerías del partido y a una defensa que anuló al mejor ataque de la Liga, el de los Ravens de Baltimore, que cayeron por 13-10.

Kerry Collins lanzó un pase de 11 yardas a Alge Crumpler para un touchdown cuando quedaban 1:56 minutos de juego, y Tennessee remontó.

Los Titans (5-0) tenían una desventaja de 10-6 en el último cuarto antes de que Collins dirigiera una ofensiva de 11 jugadas en un recorrido de 80 yardas. La marcha contó con la ayuda de un castigo de Terrell Suggs, de Baltimore, señalado por darle un golpe al casco de Collins, aunque ello pareció un contacto accidental.

El señalamiento fue en tercer down y 10 por avanzar desde la yarda 20. Collins lanzó un pase incompleto, pero la sanción le regaló la primera oportunidad, tras lo cual dirigió con mano firme a Tennessee hasta la zona de anotación.

Luego, un pase del quaterback novato Joe Flacco, de Baltimore, fue interceptado por Nick Harper, quien le propinó a los Ravens (2-2) su segunda derrota consecutiva.

En cambio, los Bills de Buffalo no sólo sufrieron su primera derrota. Perdieron a su quarterback y cayeron el domingo por una paliza despiadada de 41-17 ante los Cardinals de Arizona.

El mariscal de campo Trent Edwards, quien está en su segundo año en la NFL y ha sido uno de los motivos por los que Buffalo era uno de tres equipos invictos antes de esta Jornada, fue golpeado duramente por el safety de los Cardinals, Adrian Wilson, en la tercera jugada del partido.

Edwards sufrió una conmoción cerebral, informó el equipo. Luego de su salida del terreno, la conmocionada fue la defensa de los Bills (4-1).

Y los Cowboys lucen incapaces de ganar un partido con facilidad.

Luego de dejar que una ventaja de 17 puntos se redujera a uno y de impedir una conversión que hubiera empatado el partido, Dallas derrotó el domingo por 31-22 a los Bengals de Cincinnati.

Por su parte, los Dolphins de Miami lucen como los matagigantes de esta campaña.

Evocando una estrategia de sus mejores tiempos, los Dolphins derrotaron el domingo 17-10 a los Chargers de San Diego.

Ronnie Brown anotó el touchdown decisivo en una formación ofensiva que los Dolphins revivieron hace dos semanas, mientras la defensa se creció al detener a San Diego en la yarda 1 en el último cuarto para que Miami consiguiese su segundo resultado sorpresivo en semanas consecutivas.

La formación fue quizás menos explosiva que durante el triunfo en Nueva Inglaterra, pero el corredor Brown capturó directamente un centro en 11 ocasiones, durante acarreos que redituaron 49 yardas y el segundo touchdown de Miami.

Los Patriots, victimados por Miami hace un par de semanas, volvieron a la senda del triunfo, 30-21 sobre los 49ers de San Francisco.

En otros partidos, los Bears de Chicago aplastaron por 34-7 a los Lions de Detroit; los Falcons de Atlanta superaron 27-24 a los Packers de Green Bay; los Colts de Indianápolis se impusieron 31-27 a los Texans de Houston; los Panthers de Carolina humillaron 34-0 a los Chiefs de Kansas City, y los Redskins de Washington vencieron 23-17 a los Eagles de Filadelfia.

Además, los Broncos de Denver superaron 16-13 a los Buccaneers de Tampa Bay, mientras los Steelers de Pittsburgh doblegaron 26-21 a los Jaguars de Jacksonville.

[AP][foto: AP][r/edsa]

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas
×