Jornada de la NFL, llena de sorpresas

Los Redskins de Washington y sus seguidores recordaron por qué no sirve de nada mirar el calendario de la campaña y hacer cálculos para el futuro, con pensamientos como: "Nos quedan tres partidos...
 Los Redskins de Washington y sus seguidores recordaron por qué no sirve de nada mirar el calendario de la campaña y hacer cálculos para el futuro, con pensamientos como: "Nos quedan tres partidos fáciles y tendremos un récord de 7-1".

MEDIOTIEMPO | Agencias14 de Octubre del 2008

  • Los Redskins no fueron el único equipo sorprendido

Los Redskins de Washington y sus seguidores recordaron por qué no sirve de nada mirar el calendario de la campaña y hacer cálculos para el futuro, con pensamientos como: "Nos quedan tres partidos fáciles y tendremos un récord de 7-1".

Esa idea pasó seguramente por la cabeza de muchos antes de que los Redskins sufrieran el domingo una derrota que no estaba en el libreto.

"Las noticias eran buenas. Decíamos: "Sí, así estamos, tenemos tres partidos que podemos ganar"", dijo Clinton Portis, luego que Washington perdió el primero de esos tres compromisos, en casa frente a San Luis, que no había logrado una sola victoria. "Y menospreciamos a un equipo que llegó dispuesto a jugar bien".

Si les sirve de consuelo a los Redskins, en realidad ellos no fueron el único equipo sorprendido.

No sólo los Rams ganaron, también Houston consiguió su primera victoria, sobre unos Dolphins de Miami que habían antes conmocionado a la Liga al duplicar su total de victorias del 2007, venciendo a Nueva Inglaterra y San Diego, los dos finalistas de la Conferencia Americana en la campaña anterior.

Y los Lions de Detroit, que habían lucido tan inofensivos como San Luis durante la primera cuarta parte de la campaña, cayeron apenas por 12-10 en Minnesota, gracias a que los Vikings fueron favorecidos por una controversial interferencia en un pase de 42 yardas, la cual derivó en el gol de campo que significó el triunfo.

De hecho, la Jornada fue tan extraña que incluso dos equipos de la robusta División Este de la Conferencia Nacional resultaron sorprendidos. Además de los Redskins, los Cowboys de Dallas cayeron en tiempo extra, en su visita a Arizona.

Ahora que se ha confirmado que Tony Romo se fracturó un dedo en la prórroga, parece que a Dallas le habría convenido más el que Nick Folk hubiera fallado el gol de campo de 52 yardas que empató el duelo en el final del cuarto cuarto.

Los Cowboys hubieran perdido de todas formas pero al menos hubieran regresado a casa saludables.

Y la derrota de los Lions quedó marcada por una de las jugadas más extrañas en la historia. El safety que se le señaló al quarterback de Detroit, Dan Orlovsky. Con el balón en su yarda uno, el mariscal de campo recibió el centro, corrió a su derecha sobre la línea de fondo de la zona de anotación y la rebasó sin más.

"Cuando sonaron los silbatos de los árbitros yo pensé: "¿Qué ocurrió? ¿Alguien se movió en la línea de scrimmage antes de tiempo?" Luego me di cuenta de lo ocurrido y me dije: "Eres un idiota"", relató Orlovsky.

Fue un domingo muy extraño en la NFL.

[AP][foto: AP][r/edsa]

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas
×