Los seis balones sueltos recuperados fueron claves para ganar: Rivera

El entrenador en jefe de Pumas CU, Raúl Rivera, dijo que la clave para que su equipo apabullara 101-0 a Pumas Acatlán fueron los seis balones sueltos que recuperaron y que se tradujeron en 42...
El entrenador en jefe de Pumas CU, Raúl Rivera, dijo que la clave para que su equipo apabullara 101-0 a Pumas Acatlán fueron los seis balones sueltos que recuperaron y que se tradujeron en 42 puntos para su causa.
 El entrenador en jefe de Pumas CU, Raúl Rivera, dijo que la clave para que su equipo apabullara 101-0 a Pumas Acatlán fueron los seis balones sueltos que recuperaron y que se tradujeron en 42 puntos para su causa.

MEDIOTIEMPO | Agencias18 de Octubre del 2008

  • "Ellos perdieron seis balones y de ahí sacamos 42 puntos"

El entrenador en jefe de Pumas CU, Raúl Rivera, dijo que la clave para que su equipo apabullara 101-0 a Pumas Acatlán fueron los seis balones sueltos que recuperaron y que se tradujeron en 42 puntos para su causa.

"Ellos perdieron seis balones y de ahí sacamos 42 puntos, este equipo desde hace siete meses se planteó cosas grandes y nadie nos creyó, cuando dijimos que íbamos a jugar a Estados Unidos y que podíamos ganarle a un campeón de Conferencia tampoco nos hicieron caso y lo hicimos, hoy se demostró esa gran labor en el campo".

El head coach de la escuadra de Ciudad Universitaria explicó que él no podía pedirles a sus dirigidos que bajaran su ritmo de juego, a pesar de que el marcador ya les favorecía ampliamente en su duelo ante Acatlán, debido a que su escuadra está diseñada para dar todo cada semana.

"El marcador es un riesgo propio del juego, a mí me queda claro que nosotros no podemos jugar a medias, no les podía decir a los muchachos que bajaran el nivel, ya que todo el año les hemos inculcado que den el máximo", apuntó.

Raúl Rivera, quien recordó que ante Acatlán la mayor diferencia que habían sacado era un 32-9, se mostró sorprendido con la actitud del entrenador en jefe del conjunto de Naucalpan, Rubén Borbolla, quien decidió no saludarlo al término del desafío.

"Yo respeto la decisión del coach, pero no la comparto, simplemente es un juego que se acaba con el silbatazo final, él sabrá por qué no me quiso saludar", concluyó.

[ntx][foto: ntx][r/edsa]

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas
×