Romo no juega; las vicisitudes de Dallas no terminan

Incluso en un estadio ajeno, el coro de "¡Romo!, Romo!" por parte de los aficionados de los Cowboys de Dallas era fácilmente audible al inicio de la segunda mitad del juego.
 Incluso en un estadio ajeno, el coro de "¡Romo!, Romo!" por parte de los aficionados de los Cowboys de Dallas era fácilmente audible al inicio de la segunda mitad del juego.

MEDIOTIEMPO | Agencias20 de Octubre del 2008

  • Los Titans lucen temibles

Incluso en un estadio ajeno, el coro de "¡Romo!, Romo!" por parte de los aficionados de los Cowboys de Dallas era fácilmente audible al inicio de la segunda mitad del juego.

Tony Romo dijo a los entrenadores luego de la sesión de calentamiento previa al encuentro que no estaba listo para jugar debido a la fractura de su meñique de la mano derecha.

El mariscal de campo estaba uniformado, lo que dio a los aficionados la falsa esperanza de que jugaría, pero el equipo salió al terreno con Brad Johnson.

El mariscal de campo sustituto de 40 años no pudo con los Rams y sufrió tres interceptaciones.

Steven Jackson corrió para una ganancia de 160 yardas en 25 acarreos, con tres anotaciones, y San Luis (2-4) lució el domingo como un contendiente por segundo juego consecutivo bajo la dirección del nuevo entrenador en jefe Jim Haslett en una victoria sorpresivamente fácil, de 34-14.

"Fue un día duro para todos nosotros", dijo Johnson. "Tuvimos errores estúpidos por todos lados", señaló.

Jerry Jones, propietario del equipo, admitió luego del encuentro que pensaba que los Cowboys tenían lo suficiente para derrotar a los Rams a pesar de la lesión de Romo y de la suspensión del esquinero Adam "Pacman" Jones.

Sumándose a las penurias del equipo, Jones dijo luego del encuentro que el safety Roy Williams estaría fuera de acción durante el resto de la Temporada, al fracturarse el antebrazo derecho por segunda ocasión.

Los Cowboys (4-3) perdieron por tercera ocasión en cuatro juegos y el recién adquirido receptor abierto Roy Williams tuvo poca acción.

Romo lució bien realizando lanzamientos en el calentamiento previo al juego con la mano vendada. El equipo pensó originalmente que la lesión lo mantendría fuera de actividad un mes, pero mantuvo hasta el día del partido la esperanza de que podría jugar.

"De hecho, él terminó tomando esa decisión por nosotros; y es así como debía ser", señaló Jones. "El simplemente sintió que no podía ayudarnos", agregó.

En cambio, Aaron Rodgers volvió a demostrar que tiene las agallas suficientes para ser el sucesor de Brett Favre.

Una defensiva diezmada devolvió dos pases de Peyton Manning hasta la zona de anotación, y los Packers de Green Bay redescubrieron su poderío, para arrollar por 34-14 a los Colts de Indianápolis.

Rodgers soportó por tercer encuentro consecutivo un esguince en el hombro derecho y volvió a salir adelante gracias a un espíritu que poco a poco le está permitiendo escaparse de la sombra de Favre.

"Este triunfo fue algo muy dulce para nosotros", dijo Rodgers.

Rodgers completó 21 de 28 pases para 186 yardas y un touchdown, pese al viento de incluso 48 kilómetros por hora (30 mph) en el Lambeau Field.

Ryan Grant tuvo su primer partido de 100 yardas o más en la campaña. Realizó 31 acarreos para 105 yardas y una anotación, por los Packers (4-3), que han ganado dos encuentros en fila después de romper el domingo pasado una racha de tres derrotas consecutivas, en Seattle.

Los Packers descansarán la semana próxima y enfrentarán a Tennessee el 2 de noviembre.

Los Titans lucen temibles. El domingo, vencieron sin problemas a Kansas City.

En realidad, Tennessee no había andado tan bien y los Chiefs no habían sido tan malos en los últimos 31 años.

LenDale White anotó tres touchdowns con sus acarreos y aportó 149 yardas, incluidas 80 en una sola jugada, mientras que Chris Johnson se escapó 66 yardas en una ocasión y totalizó 168, para que Tennessee apabullara por 34-10 a los inofensivos Chiefs.

Los Titans (6-0), que no habían tenido una foja de 5-0 en su historia, anotaron 10 puntos en sus primeras dos ofensivas y no se despeinaron siquiera ante los Chiefs (1-5), que parecen condenados a una Temporada incluso peor que la anterior, cuando tuvieron una foja de 4-12.

Kansas City recibió más malas noticias después del encuentro, al enterarse de que el quarterback Brodie Croyle quedará fuera por el resto de la campaña, por la lesión que sufría en una rodilla.

White se escapó 80 yardas prácticamente sin que nadie lo tocara en el último cuarto, igualando el acarreo más largo de la franquicia desde 1983. Johnson puso el marcador 33-3 cuando restaban 4:01 minutos del tercer cuarto, y los Chiefs sufrieron su tercera paliza en la campaña.

También el domingo, los Ravens derrotaron por 27-13 a los Dolphins, en lo que representó la revancha de Cam Cameron, ex entrenador de Miami, quien es ahora coordinador ofensivo de Baltimore. La campaña anterior, Miami logró sólo un triunfo, precisamente ante Baltimore.

Por su parte, los Raiders se impusieron por 16-13 en tiempo extra a los Jets de Nueva York, gracias a un gol de campo de Sebastian Janikowski, quien salvó el debut como local del entrenador de Oakland, Tom Cable.

En otros partidos, los Bears de Chicago superaron por 48-41 a los Vikings de Minnesota; los Bills de Buffalo vencieron 23-14 a los Chargers de San Diego; los Giants de Nueva York derrotaron 29-17 a los 49ers de San Francisco; los Steelers de Pittsburgh arrollaron 38-10 a los Bengals de Cincinnati; las Panthers de Carolina humillaron 30-7 a los Saints de Nueva Orleáns, y los Texans de Houston ganaron 28-21 a los Lions de Detroit.

Además, los Redskins de Washington superaron 14-11 a los Browns de Cleveland.

En el último duelo de la Jornada, los Buccaneers de Tampa Bay vencieron 20-10 a los Seahawks de Seattle.

[AP][foto: AP][r/edsa]

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas
×