Ravens se saben bien la ruta del comodín

Los Ravens de Baltimore están transitando por una ruta conocida. Es una ruta que ya los llevó a conquistar un campeonato del Súper Bowl y esperan que pueda llevarlos al mismo destino este año.
Los Ravens de Baltimore están transitando por una ruta conocida. Es una ruta que ya los llevó a conquistar un campeonato del Súper Bowl y esperan que pueda llevarlos al mismo destino este año.
 Los Ravens de Baltimore están transitando por una ruta conocida. Es una ruta que ya los llevó a conquistar un campeonato del Súper Bowl y esperan que pueda llevarlos al mismo destino este año.

MEDIOTIEMPO | Agencias11 de Enero del 2009

  • En enero del 2001, los Ravens atragantaron como equipo comodín a cuatro rivales

Los Ravens de Baltimore están transitando por una ruta conocida. Es una ruta que ya los llevó a conquistar un campeonato del Súper Bowl y esperan que pueda llevarlos al mismo destino este año.

En enero del 2001, los Ravens atragantaron como equipo comodín a cuatro rivales para ganar su único campeonato de la NFL. Uno de los equipos que derrotaron fue precisamente a Tennessee.

El sábado, los Ravens eliminaron a los Titans, el primer clasificado de la Conferencia Americana, por 13-10. Esta victoria la obtuvo luego de derrotar por 27-9 a los Dolphins de Miami en la primera ronda.

Su siguiente partido es contra otro ganador de la División, ya sean los Steelers de Pittsburgh, que vencieron a Baltimore en dos ocasiones en esta Temporada para ganar la División Norte de la Conferencia Americana, o los Chargers de San Diego, que ganaron la Oeste, aunque con foja de 8-8.

"Es maravilloso escribir nuestra propia historia, nuestro propio camino", dijo el linebacker Bart Scott. "Ese equipo fue maravilloso. No podemos ser comparados con ese equipo. Ese equipo tiene su propia identidad y estamos intentando crear nuestro propio camino".

"No hemos terminado aún. Evaluaremos todas esas cosas cuando hayamos terminado con todo".

Los Ravens (13-5) consideran que todo habrá terminado después de un viaje exitoso a Tampa, el mismo lugar donde vencieron a los Giants para su campeonato anterior del Súper Bowl.

El líder de ese equipo fue Ray Lewis, y lo sigue siendo: es un profesional estelar con una gran posibilidad de llegar al Salón de la Fama y un golpeo feroz que caracteriza a los Ravens.

"Siempre hemos tenido una filosofía en esta defensiva: Si ellos no anotan, no pueden ganar", dijo Lewis después de que Baltimore obligó tres entregas de balón y otra serie de errores de los Titans.

"Estuve aquí en el 2000. Entonces había mucho contacto físico. Ambos equipos estaban armados de manera similar. Esa es la razón por la cual el partido terminó de la manera como acabó. Sabíamos que se haría notar en el partido", agregó.

Lo que tiene este equipo de los Ravens a diferencia de su equipo Campeón previo es el balance. Encabezados por el pateador veterano Matt Stover, de 40 años, quien anotó el gol de campo del triunfo cuando quedaban 53 segundos por jugarse, sus equipos especiales son, bueno, realmente especiales.

El pateador de despeje Sam Koch también tuvo una actuación estupenda y las unidades cobertura son sólidas.

Además y a diferencia del equipo del 2000, estos Ravens mostraron una ofensiva más variada. Baltimore tiene un quarterback novato en Joe Flacco, quien no se ha atemorizado pese a la presión. Los Ravens de hace ocho Temporadas también contaban con un quarterback batallador, el veterano Trent Dilfer.

Pero Flacco ha demostrado mucho aplomo. El sábado, en dos ocasiones, se vio presionado por dos situaciones difíciles y supo salir adelante.

[AP][foto: AP][r/edsa]

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas
×