Whisenhunt listo para enfrentar a antiguo equipo

Ken Whisenhunt parecía ser el sucesor lógico de Bill Cowher en Pittsburgh cuando surgió la vacante de entrenador en jefe de los Steelers hace dos años. Si no era él, entonces Russ Grimm.
Ken Whisenhunt parecía ser el sucesor lógico de Bill Cowher en Pittsburgh cuando surgió la vacante de entrenador en jefe de los Steelers hace dos años. Si no era él, entonces Russ Grimm.
 Ken Whisenhunt parecía ser el sucesor lógico de Bill Cowher en Pittsburgh cuando surgió la vacante de entrenador en jefe de los Steelers hace dos años. Si no era él, entonces Russ Grimm.

MEDIOTIEMPO | Agencias20 de Enero de 2009

  • Whisenhunt fue un asistente de Cowher durante seis años

Ken Whisenhunt parecía ser el sucesor lógico de Bill Cowher en Pittsburgh cuando surgió la vacante de entrenador en jefe de los Steelers hace dos años. Si no era él, entonces Russ Grimm.

Pero los dos asistentes de los Steelers fueron ignorados en favor de Mike Tomlin, y Whisenhunt llegó a Arizona con Grimm como su principal asesor y entrenador de la línea ofensiva.

Ahora Whisenhunt y sus Cardinals de Arizona enfrentarán a los Steelers en el Super Bowl.

Después del triunfo de Arizona 32-25 sobre Filadelfia el domingo en el partido por el título de la NFC, Whisenhunt quería que Pittsburgh derrotara a Baltimore en el campeonato de la AFC. Y así sucedió.

"¿Cómo podía ser de otra manera?", dijo Whisenhunt. "Después que ganamos el partido, ¿cómo no podían ser (nuestros oponentes) los Steelers de Pittsburgh? Eso era lo que yo esperaba. Es una lástima que ustedes (la prensa) no tengan de qué escribir".

La conexión entre los entrenadores de Arizona y Pittsburgh será un tema recurrente en las dos semanas de antesala al Super Bowl, que se jugará el 1 de febrero en Tampa Bay.

"Será emotivo para nosotros", dijo el tackle ofensivo de Pittsburgh, Max Starks. "Yo gané mi Super Bowl con esos entrenadores".

Whisenhunt fue un asistente de Cowher durante seis años, los tres últimos como coordinador ofensivo. Fue el encargado de diseñar las jugadas para el quarterback Ben Roethlisberger cuando los Steelers ganaron el Super Bowl en el 2005.

Grimm también llevaba seis temporadas entre los asistentes de Cowher, los tres últimos como su principal asesor y encargado de la línea ofensiva.

Whisenhunt fue entrevistado para el puesto vacante en Atlanta, y después se enteró de la renuncia de Cowher. Los Steelers lo entrevistaron, pero su candidatura no pasó de ahí. Grimm tuvo dos entrevistas en Pittsburgh e incluso hubo reportes de prensa de que había recibido una oferta para el puesto.

En cambio, Tomlin deslumbró al dueño del equipo Dan Rooney y al presidente Art Rooney II durante dos largas entrevistas.

Antes de que Tomlin fuera contratado en Pittsburgh, Whisenhunt aceptó el puesto en Arizona y el lunes aseguró que no guarda rencor hacia los Steelers.

"¿Por qué tendría rencor?", preguntó. "No veo por qué uno no querría un trabajo en la NFL. Tuve una gran oportunidad aquí. Me gustaron muchas cosas que pensé que nos darían una oportunidad de ganar. Creo que lo hemos demostrado y estoy emocionado por eso".

Whisenhunt y Grimm le lavaron el rostro a una franquicia de los Cardinals que antes de esta temporada sólo tuvo un año con récord ganador desde 1984, y con apenas dos triunfos en los playoffs en toda su historia.

[AP][foto: AP][r/geca]

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas
×