En manos de Roethlisberger y Warner la victoria en Súper Tazón

La batalla entre experiencia y juventud que sostendrán los mariscales de campo Kurt Warner y Ben Roethlisberger se constituirá en un factor muy importante para determinar al ganador del Súper...
La batalla entre experiencia y juventud que sostendrán los mariscales de campo Kurt Warner y Ben Roethlisberger se constituirá en un factor muy importante para determinar al ganador del Súper Tazón XLIII, entre Cardenales de Arizona y Acereros de Pittsbur
 La batalla entre experiencia y juventud que sostendrán los mariscales de campo Kurt Warner y Ben Roethlisberger se constituirá en un factor muy importante para determinar al ganador del Súper Tazón XLIII, entre Cardenales de Arizona y Acereros de Pittsbur

MEDIOTIEMPO | Agencias31 de Enero de 2009

  • El "Big Ben" tuvo una considerable mejoría en su desempeño en esta postemporada

La batalla entre experiencia y juventud que sostendrán los mariscales de campo Kurt Warner y Ben Roethlisberger se constituirá en un factor muy importante para determinar al ganador del Súper Tazón XLIII, entre Cardenales de Arizona y Acereros de Pittsburgh.

El duelo, a celebrarse este domingo en el Estadio Edward James de esta ciudad, Tampa, Florida, bien podría decidirse por alguna genialidad de los pasadores, quienes se cuentan entre los mejores de la Liga Nacional de Futbol Americano (NFL).

Aunque Roethlisberger no tuvo su mejor año en lo que a números se refiere, al quedar en el lugar 24 de la clasificación por rating con 80.1 puntos, el liderazgo que ejerce sobre la ofensiva de Acereros ha sido indiscutible desde que tomó los controles hace cinco años, en su temporada de novato.

Además, el "Big Ben" tuvo una considerable mejoría en su desempeño en esta postemporada y su rating de 90.8 es el segundo mejor de la Liga, sólo detrás del propio Warner.

Por si fuera poco, el egresado de la Universidad de Miami en Ohio, podría contar en el emparrillado con la presencia de su receptor estrella, Hines Ward, quien parece estar recuperándose de forma satisfactoria de la lesión que sufrió en duelo por el título de la Conferencia Americana ante Cuervos de Baltimore.

Ward fue el décimo quinto mejor receptor de la NFL en la campaña regular, en el renglón de yardas ganadas, al acumular un total de mil 43 en 81 atrapadas, siete de ellas en las diagonales, lo que lo convierte en la principal arma de Roethlisberger.

El gran problema para los metaleros es que si su "circo aéreo" no logra establecerse en el terreno, su ataque terrestre no fue de lo mejor esta campaña, luego que su primer corredor, Willie Parker, fue el 26 en yardas ganadas, con 791, en tanto Mewelde Moore quedó en 35 con apenas 588.

No obstante, más que de cualquier otra cosa, el éxito de la franquicia negro y oro se debe a su excelente defensiva, la número uno de lal NFL en temporada regular, al permitir a sus rivales sólo 237.2 yardas y 13.9 puntos por partido.

El duelo más interesante del partido se dará en la parte profunda del campo, cuando los esquineros Ike Taylor y Deshea Townsend y los profundos Ryan Clark y Troy Polamalu, de Acereros, se topen con el poderoso ataque aéreo de Cardenales, encabezado por Warner.

El hecho se torna interesante al notar que la defensa "antiaérea" de Pittsburgh fue la número uno de la temporada regular, al admitir únicamente 156.9 yardas por encuentro por esta vía.

No obstante, en esta ocasión tendrán enfrente a un experimentado Warner, quien tiene una de sus principales virtudes en su habilidad para detectar y escapar a las cargas de las defensivas rivales, buscando atacar donde más les duele.

Además, la ofensiva por pase de los "emplumados" no tiene nada que envidiar a la defensiva de los "metaleros", luego que fueron la número dos de la Liga, con 292.1 yardas ganadas por encuentro.

Esto último, gracias no sólo a la experiencia de Warner, sino a la gran habilidad de los receptores Larry Fitzgerald, segundo de la NFL en yardas ganadas con mil 431 en 96 acarreos, y Anquan Boldin, octavo en pases atrapados con 89 para mil 38 yardas.

Tampoco el ataque terrestre de Cardenales puede presumir grandes cosas, pese a contar con el veterano de mil batallas, Edgerrin James, quien este año apenas consiguió 514 yardas en 133 acarreos, por quedar relegado a labores de bloqueo y como señuelo.

En cuanto a la defensiva los "pájaros rojos" quedó en un mediocre lugar 19 de la NFL, al permitir 331.5 yardas y 26.6 puntos por encuentro y en el caso específico de la defensa contra el pase, fueron la 26 con 221.2 yd permitidas por duelo.

Si Roethlisberger sale inspirado y Ward puede estar a un 90 por ciento, además de contar con un poco de ayuda de Santonio Holmes, los esquineros Roderick Hood y Dominique Rodgers-Cromartie y los profundos Adrian Wilson y Antrel Rolle podrían tener una tarde muy larga en el Edward James.

El viejo refrán de la NFL "las ofensivas llenan estadios, pero las defensivas ganan campeonatos" está a punto de ser sometido a prueba de nueva cuenta este domingo cuando Acereros, gran favorito en las apuestas y Cardenales salten al emparrillado del Edward James, para disputar el Trofeo Vince Lombardi.

[ntx][foto: AP][r/geca]

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas
×