Tomlin quiere ganar un Súper Bowl con su propio estilo

La historia de la 43 edición del Súper Bowl ya está llena de grandes novedades y protagonistas que pasaran a formar parte de los libros de la Liga Nacional de Futbol Americano (NFL), y entre ello...
La historia de la 43 edición del Súper Bowl ya está llena de grandes novedades y protagonistas que pasaran a formar parte de los libros de la Liga Nacional de Futbol Americano (NFL), y entre ello estará con toda seguridad, Mike Tomlin, el entrenador jefe
 La historia de la 43 edición del Súper Bowl ya está llena de grandes novedades y protagonistas que pasaran a formar parte de los libros de la Liga Nacional de Futbol Americano (NFL), y entre ello estará con toda seguridad, Mike Tomlin, el entrenador jefe

MEDIOTIEMPO | Agencias31 de Enero del 2009

  • "Creo que he llegado hasta aquí a base de trabajo"

La historia de la 43 edición del Súper Bowl ya está llena de grandes novedades y protagonistas que pasaran a formar parte de los libros de la Liga Nacional de Futbol Americano (NFL), y entre ello estará con toda seguridad, Mike Tomlin, el entrenador jefe de los Acereros de Pittsburgh.

Tomlin, a sus 36 años, llega por segunda vez al Súper Bowl, pero ahora como entrenador jefe revelación en sólo dos Temporadas que ha estado al frente de uno de los históricos de la NFL y en las que ha cosechado grandes triunfos.

Inclusive tiene hasta el apoyo y reconocimiento del nuevo Presidente estadounidense, el demócrata Barack Obama, que públicamente alaba su labor profesional.

El primer mandatario negro en llegar a la Casa Blanca ya ha dicho que apoyará a los Acereros cuando el domingo se enfrenten a los Cardenales de Arizona, en parte por después de que los Osos de Chicago, su equipo preferido en la NFL, luego tiene al equipo de Pittsburgh, y por que Tomlin le apoyó durante la campaña electoral.

Nada de esto le preocupa a Tomlin, ni le genera inquietud y mucho menos que lo quieran comparar con los anteriores entrenadores de los Acereros como Chuck Noll y Bill Cowher, ambos leyendas dentro de la organización y de la NFL.

"Creo que he llegado hasta aquí a base de trabajo y como es lógico asimilando lo mejor de cada profesional que está o ha estado en la NFL", comentó Tomlin cuando se le pregunta sobre las comparaciones. "Tal vez trate de combinar las cualidades que tuvieron Noll y Cowher, pero todo lo hago bajo mi propia personalidad".

Tomlin, que para muchos fue el "usurpador" del puesto a Ken Whisenhunt o Russ Grimm, anteriores coordinadores de los Acereros, no quiere entrar en esa polémica y se limita a decir que aprovechó la oportunidad que le dieron, porque los dueños del equipo fueron los que tomaron la decisión de contratarlo.

Una decisión, que fue cuestionada en principio, pero que ahora ha demostrado que acertaron con la elección de Tomlin, que si el domingo consigue con los Acereros ganar el Súper Bowl se convertirá en el entrenador jefe más joven de toda la historia que lo logra.

"Ahora lo único que tengo que pensar es que estamos ante la segunda oportunidad de ganar un título de Súper Bowl en las cuatro últimas Temporadas", comentó Tomlin, que supera tanto a Noll como a Cowher en la trayectoria ascendente que ha tenido con el equipo.

Sin embargo, reconoce que el equipo que heredó estaba listo para hacer un gran trabajo y volver a luchar por el título del Súper Bowl, que es lo que van a intentar el próximo domingo en el Raymond James Stadium, de Tampa.

De ahí, que el estar en el Súper Bowl con sólo dos años en el puesto a diferencia de los seis que necesito Noll y los cuatro de Cowher, es algo a lo que Tomlin le quita mérito.

"No se trata de hacer comparaciones sino que los jugadores en el campo demuestren un buen rendimiento y eso es lo que hemos conseguido", comentó Tomlin, que es consciente que no todo el mundo recibe el puesto de entrenador jefe de los Acereros.

Pero, Tomlin, a pesar de su juventud ha demostrado que no sólo tiene conocimientos sino que se ha ganado el respeto de todos por la seriedad como hace su trabajo y la excelente relación que ha fomentado con sus coordinadores principales, Bruce Arians y Dick LeBeau.

Especialmente con el veterano LeBeau, gran amigo de Whisenhunt y Grimm, pero que es el gran "genio" de la defensa del equipo de Pittsburgh y su ya patentada e histórica fama de "Cortina de Acero".

Tomlin confía plenamente en el trabajo que hacen Arians y LeBeau y de ahí que les da también toda la libertad del mundo para que dirijan los entrenamientos sin entrometerse en su labor.

Por el contrario, su estilo ha permitido que LeBeau haya podido desarrollar una defensiva mejor y más productiva que la que tuvieron los Acereros bajo la dirección de Cowher, algo que parecía difícil de superar.

Lo que Tomlin si controla es que se involucra en todo lo que hace el equipo, como ha mostrado en los últimos tres días de entrenamientos que han tenido desde que llegaron a Tampa el pasado lunes.

"A los jugadores y coordinadores hay que dejarlos trabajar y sólo recordarles que cada día tenemos que hacer mejor las cosas", comentó Tomlin. "Por lo tanto para nadie es un secreto que el domingo será nuestro gran día como para los Cardenales de Arizona y quienes hagamos mejor las cosas en el campo seremos los campeones".

Tomlin reiteró que lo de la marca de ser el más joven si ganan el título es algo que para nada le preocupa, sino todo lo contrario, su única responsabilidad es conseguir que los Acereros logren el sexto Súper Bowl en la historia del equipo y eso si que lo dejaría completamente feliz y realizado.

"Si logramos el título, entonces si que podremos decir que lo hicimos con nuestro propio estilo, esfuerzo y trabajo, todo lo demás pasa a un segundo plano", agregó Tomlin.

[EFE][foto: AP][r/edsa]

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas
×