La historia de la maldición 'Madden'

¿Maldición, coincidencia o simple mala suerte? Lo qué es un hecho es que desde el 2001, todo jugador que aparece en la portada del videojuego Madden NFL, termina por lesionarse o tener una pésima...
 ¿Maldición, coincidencia o simple mala suerte? Lo qué es un hecho es que desde el 2001, todo jugador que aparece en la portada del videojuego Madden NFL, termina por lesionarse o tener una pésima temporada.
México, D.F -
  • ¿Maldición, coincidencia o simple mala suerte?

Primero fue Eddie George en 2001, le siguió Daunte Culpepper en 2002, Marsall Faulk en 2003, Michael Vick en el 2004, Ray Lewis en 2005, Donovan McNabb en el 2006, Shaun Alexander en el 2007, Vince Young en 2008, y cuando parecía que la Temporada pasada Brett Favre rompía con esta cadena de sucesos. Una lesión en el hombro derecho de nueva cuenta lograba que más de uno se preguntara si era simple coincidencia. Para este año Troy Polamalu y Larry Fitzgerald, hicieron dupla en la portada del famoso juego de futbol americano. Por primera vez dos jugadores compartían créditos, sin embargo, el profundo de los Acereros de Pittsburgh se lesionó en el primer juego de la temporada de un ligamento cruzado de la rodilla izquierda. “La maldición ataca de nuevo”, dicen algunos, los ojos estarán sobre Fitzgerald a quién todavía le restan 16 semanas para salvarse o ser presa. ¿Maldición, coincidencia o simple mala suerte? Lo qué es un hecho es que desde el 2001, todo jugador que aparece en la portada del videojuego Madden NFL, termina por lesionarse o tener una pésima temporada. Aquí te presentamos el recuento “de los daños”. 2001, Eddie George. En ese año era la tercera vez que se utilizaba a un jugador como portada, aunque la primera ocasión en que se encontraba en primer plano. A pesar de que George no se lesionó, tras aparecer en el videojuego su rendimiento bajó sensiblemente y fue presa de las lesiones. Se retiró en el 2005. 2002, Daunte Culpepper. Aunque dos años después tuvo la mejor Temporada de su vida, el 2001 y 2002 son dignos del olvido. En 2001 sólo conisguió 14 anotaciones y 13 intercepciones, además terminó la campaña con un 5-11 y se perdió los últimos cinco duelos debido a una lesión en la rodilla. En el 2002, sus números no fueron mejores y logró un 6-10, lanzó para 18 touchdowns por 23 intercepciones en todo el año. 2003, Marshall Faulk. Desde 1999, Faulk había conseguido superar la barrera de las 1,300 yardas, incluso durante tres años consecutivos fue nombrado el mejor jugador ofensivo de la NFL. En el 2002, se lesionó el tobillo y en el 2006 a través de una operación tuvieron que reconstruirle la rodilla, se retiró ese mismo año y en 2007 los Carneros de San Luis, retiraron su número.   2004, Michael Vick. Uno de los casos más extraños se dió cuando un día después de lanzarse a la venta el Madden 2004, su jugador en portada Michael Vick, sufrió una fractura en la pierna que le permitió jugar hasta la jornada 13. Posteriormente vino su suspensión y detención por organizar peleas clandestinas de perros. 2005, Ray Lewis. La primera vez que Madden utilizaba a un defensivo como portada. El poderoso Ray Lewis en ese entonces de los Cuervos de Baltimore, durante el 2004 sería el único año en su carrera que no interceptaba un sólo pase. Debido a una lesión muscular en la Semana 5 se perdería el resto de la Temporada. 2006, Donovan Mcnabb. El quarterback de las Águilas de Filadelfia, jugaría todo el 2005 con una hernia, la cual se dio desde el primer juego de la temporada y también una lesión en el dedo pulgar. A pesar de que sus numeros fueron aceptables, finalmente tuvo que someterse a una cirugía y se perdió los últimos juegos. 2007, Shaun Alexander. El 2005 fue de ensueño para el ex corredor de Seattle, logró ser el Jugador Más Valioso de la Temporada (MVP, por sus sigles en inglés) y llevó a su equipo hasta el Super Bowl, en el cual cayeron ante Pittsburgh. Para el 2006, los Halcones le ofrecieron un contrato de 62 millones de dólares por ocho años, convirtiéndose así en el corredor mejor pagado de la historia. En la semana 3 se rompería el pie izquierdo, aunque regresaría esa misma temporada y cerraría con números aceptables. No ha encontrado la regularidad deseada desde ese año y las lesiones lo han perseguido. 2008, Vince Young. El fenómeno egresado de Texas, tuvo una lesión menor en la pierna, perdiéndose sólo un juego, pero sólo lanzó para 9 touchdowns por 17 intercepciones. Sin embargo, el 2008 sería su calvario, el 7 de septiembre sufriría una fractura en la rodilla que lo alejó durante varias semanas y de la titularidad con los Titanes, la cual ocupa actualmente Kerry Collins. 2009, Brett Favre. Parecía que por fin la maldición se había ido junto con el aniversario número 20 de Madden.  “El General” ahora enfundado en el jersery de los Jets, parecía inmune.  Sin embargo, en enero del 2009, Favre declaró tener una pequeña lesión en el bicep del lado derecho. Los últimos juegos no fueron buenos para los Jets, y tuvieron que ver los playoffs desde casa. 2010, Troy Polamalu. Por primera ocasión Madden utilizó a dos jugadores elites en su posición. A pesar de tener un inicio impresionante en su duelo ante Tennessee en el cual había conseguido 6 tacleadas y una intercepción, al intentar bloquear un gol de campo se lesionó de un ligamento cruzado de la rodilla izquierda. Estará fuera de tres a seis semanas.

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas
×