Los Delfines de Miami vapulearon a los Bills por 38-10

Con el mariscal Chad Henne realizando su primera aparición como titular en la NFL, los Dolphins controlaron el balón durante 37 minutos y lograron su primera victoria, al vapulear a los Buffalo...
Con el mariscal Chad Henne realizando su primera aparición como titular en la NFL, los Dolphins controlaron el balón durante 37 minutos y lograron su primera victoria, al vapulear a los Buffalo Bills por 38-10.
 Con el mariscal Chad Henne realizando su primera aparición como titular en la NFL, los Dolphins controlaron el balón durante 37 minutos y lograron su primera victoria, al vapulear a los Buffalo Bills por 38-10.
  • Los Miami Dolphins finalmente ganaron la batalla de los robos de balón

Con el mariscal Chad Henne realizando su primera aparición como titular en la NFL, los Dolphins controlaron el balón durante 37 minutos y lograron su primera victoria, al vapulear a los Buffalo Bills por 38-10. Los Dolphins llegaron a este juego con récord de 0-3 a pesar de poseer un muy buen ataque terrestre, y una ventaja de 11 minutos por partido en el tiempo de posesión. Ante Buffalo (1-3), Miami corrió para 250 yardas e hilvanó series de 65, 66 y 65 yardas. Los Dolphins convirtieron 11 de 19 terceros y cuartos intentos, una categoría en la cual ya lideraban la liga. Henne, un jugador de segundo año, se sobrepuso a seis capturas y controló bien el partido en su primera aparición como titular en reemplazo de Chad Pennington, quien se perderá el resto de la temporada debido a una lesión en el hombro. El joven QB completó 14 de 22 pases para 115 yardas sin pérdidas de balón, y lanzó su primer touchdown en la NFL tras conectarse con el novato Brian Hartline para cinco yardas. El éxito de la formación Wildcat también ayudó a Henne. Los Dolphins utilizaron esa formación nueve veces y totalizaron 58 yardas, incluyendo un acarreo de 38 yardas de Ronnie Browm que terminó con 115 yardas por tierra y dos touchdowns. Ricky Williams agregó 85 más a la causa. La victoria por 28 puntos fue la de mayor margen de Miami desde el 8 de septiembre del 2002. Los Bills, plagados por lesiones, permitieron 31 puntos en 24 minutos, y su ofensiva no estuvo mucho mejor. Trent Edwards logró conectarse tres veces con Terrell Owens, pero también fue interceptado tres veces, y una de esas intercepciones fue retornada para touchdown por Vontae Davis. Los Bills ahora han perdido ocho juegos consecutivos ante rivales de la AFC Este, pero seguramente lo que les preocupe más es que han anotado apenas 17 puntos contra 65 de sus rivales en los últimos dos juegos.

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas
×