Gigantes humilló 44-7 a Raiders de Oakland

Eli Manning jugó menos de medio partido por un dolor en un talón, pero ello bastó para que los Gigantes de Nueva York humillaran por 44-7 a los Raiders de Oakland.
Eli Manning jugó menos de medio partido por un dolor en un talón, pero ello bastó para que los Gigantes de Nueva York humillaran por 44-7 a los Raiders de Oakland.
 Eli Manning jugó menos de medio partido por un dolor en un talón, pero ello bastó para que los Gigantes de Nueva York humillaran por 44-7 a los Raiders de Oakland.
  • Manning envió pases de 30 yardas a Mario Manningham y de 9 a Hakeem Nicks
  • Los Raiders salieron humillados, sin alma y con la soga al cuello

Eli Manning jugó menos de medio partido por un dolor en un talón, pero ello bastó para que los Gigantes de Nueva York humillaran por 44-7 a los Raiders de Oakland. Tras una semana de preocupación acerca de si Manning podría cumplir con su 83 aparición de inicio en un partido, el mariscal de campo lanzó dos pases de anotación y guió a los Gigantes en ofensivas de touchdown durante sus cuatro primeras series ofensivas. Con la paliza, Nueva York (5-0) ha tenido su mejor comienzo de una campaña desde 1990, cuando ganó el Super Bowl. Manning envió pases de 30 yardas a Mario Manningham y de 9 a Hakeem Nicks, seleccionado en la primera ronda del reclutamiento colegial. Completó ocho de 10 envíos, para 173 yardas, antes de ponerse una gorra en el segundo cuarto y tomarse un merecido descanso, en un día en que los Gigantes acumularon 483 yardas de ofensiva en total.

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas
×