Un mal momento para enfrentar a los Patriotas

Desde que Bill Belichick se convirtió en el entrenador de Nueva Inglaterra en 2000, los Jets tienen marca de 7-13 contra sus rivales de la División Este de la AFC.
Desde que Bill Belichick se convirtió en el entrenador de Nueva Inglaterra en 2000, los Jets tienen marca de 7-13 contra sus rivales de la División Este de la AFC.
 Desde que Bill Belichick se convirtió en el entrenador de Nueva Inglaterra en 2000, los Jets tienen marca de 7-13 contra sus rivales de la División Este de la AFC.
  • La fecha 11 comenzó el jueves por la noche con el triunfo de Miami 24-17 sobre Carolina

Nunca es un buen momento para que los Jets de Nueva York enfrenten a los Patriotas. Desde que Bill Belichick se convirtió en el entrenador de Nueva Inglaterra en 2000, los Jets tienen marca de 7-13 contra sus rivales de la División Este de la AFC. Muchos de los partidos han estado rodeados de controversia — desde el caso del "Spygate" hasta los entrenadores Eric Mangini y Belichick rehusando saludarse. Belichick y el actual piloto de los Jets, Rex Ryan, tampoco son buenos amigos, y el triunfo de Nueva York 16-9 en la segunda semana de la temporada de la NFL sin duda no ayuda a mejorar el ánimo del mandamás de los Patriotas. El comportamiento típicamente adusto de Belichick está peor que nunca desde el domingo pasado, cuando su apuesta al final del partido en un cuarto down contra Indianápolis le salió por la culata y los Patriots perdieron 35-34 ante los Colts de Peyton Manning. Por lo tanto, los Jets (4-5) podrían pagar los platos rotos contra los Patriots (6-3), que buscan afianzar su posición en el Este de la AFC y borrar el recuerdo del revés contra Indianápolis. "Me preocupan los Jets", dijo el quarterback Tom Brady. "Creo que he hablado mucho del partido contra los Colts y creo que todos tenemos que dar vuelta a la página y entender que estamos ante un gran oponente, uno que le ocasionó muchos problemas a nuestra ofensiva la última vez que jugamos y que tiene a muchos jugadores buenos". Los Jets también tienen sus problemas. Su juego por tierra es poderoso, pero el novato Mark Sánchez está teniendo los problemas que son de esperar en un quarterback en su primer año en la liga. Además, su agresiva defensa no pudo controlar a Jacksonville en una derrota la semana pasada. Y ahora tienen que enfrentar a unos Patriotas molestos. En otros partidos el domingo, San Diego visita a Denver, Indianápolis a Baltimore, Nueva Orleáns a Tampa Bay, Cincinnati a Oakland, Seattle a Minnesota, Pittsburgh a Kansas City, Washington a Dallas, Arizona a San Luis, Atlanta a los Giants de Nueva York, Filadelfia a Chicago, San Francisco a Green Bay, Buffalo a Jacksonville y Cleveland a Detroit. Tennessee y Houston juegan el lunes por la noche.

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas
×