Roethlisberger sufrió su cuarta conmoción cerebral desde el 2006

Ben Roethlisberger se sintió "herido" por los comentarios de su compañero Hines Ward, quien lo criticó por ausentarse de un partido importante contra los Ravens de Baltimore tras una conmoción...
 Ben Roethlisberger se sintió "herido" por los comentarios de su compañero Hines Ward, quien lo criticó por ausentarse de un partido importante contra los Ravens de Baltimore tras una conmoción cerebral.
Pittsburgh, Estados Unidos -
  • Roethlisberger sufrió su última conmoción cerebral durante el partido en Kansas City

Ben Roethlisberger se sintió "herido" por los comentarios de su compañero Hines Ward, quien lo criticó por ausentarse de un partido importante contra los Ravens de Baltimore tras una conmoción cerebral. Pero el quarterback de los Steelers considera ahora en que esa fue la mejor decisión.

"Hay que pensar en el futuro y en la familia. No es broma, uno puede someterse a un reemplazo de rodilla o a cirugías del codo, pero no puede recibir un nuevo cerebro"

Roethlisberger enmendó su relación con Ward el lunes, mediante una llamada telefónica, y los dos prefieren ahora concentrarse en el partido del domingo contra Oakland. "El se me acercó y yo le dije que, más que nada, me sentía herido", dijo el jueves Roethlisberger. "Ya saben, hemos superado esto y ahora nos preparamos". Por separado, Ward se disculpó con Roethlisberger y con los Steelers (6-5), tras señalar que había hecho los comentarios por la frustración al enterarse de que el mariscal de campo no jugaría en el partido que Pittsburgh terminó perdiendo 20-17 en Baltimore. En el momento de la entrevista, Ward no sabía que un médico del equipo había recomendado que Roethlisberger no jugara por sufrir jaquecas derivadas de una conmoción cerebral. Roethlisberger sufrió al menos su cuarta conmoción desde el 2006, durante el partido en Kansas City, disputado la semana previa. El quarterback dijo que se quedó "asombrado" cuando el entrenador Mike Tomlin le dijo inesperadamente, un día antes del partido, que no jugaría. Ahora que ha tenido tiempo de analizar las razones, Roethlisberger considera que la decisión fue acertada. "Respeté lo que dijeron", dijo Roethlisberger. "Hay que pensar en el futuro y en la familia. No es broma, uno puede someterse a un reemplazo de rodilla o a cirugías del codo, pero no puede recibir un nuevo cerebro".

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas
×