En T.E, los Santos vencieron 31-28 a Vikingos y van al Super Bowl

Los Santos de Nueva Orleáns derrotaron el domingo por 31-28 a los Vikingos de Minnesota en período de prórroga luego de terminar el tiempo regular empatados 28-28 y así conquistaron el Título de...
 Los Santos de Nueva Orleáns derrotaron el domingo por 31-28 a los Vikingos de Minnesota en período de prórroga luego de terminar el tiempo regular empatados 28-28 y así conquistaron el Título de la Conferencia Nacional.
Nueva Orleáns, Estados Unidos -
  • Será el primer Super Bowl para los Santos de Nueva Orleáns
  • Costosos errores de los Vikingos inclinaron la balanza para el cuadro de casa
  • Hartley no falló y terminó mirando al gol de campo de 40 yardas más importante en la historia de los Santos

Entre drama, errores y tiempo extra, los Santos de Nueva Orleáns derrotaron el domingo por 31-28 a los Vikingos de Minnesota y así conquistaron el Título de la Conferencia Nacional que les da el pase a su primer Super Bowl en la historia de la franquicia.

La paciencia de Sean Payton con el pateador de lugar de segundo año Garrett Hartley finalmente se vio recompensada con el primer boleto de Super Bowl para los Santos de Nueva Orleáns. Suspendido por los cuatro primeros partidos de la temporada por consumir un estimulante prohibido, Hartley ganó de vuelta su empleo y terminó mirando al gol de campo de 40 yardas más importante en la historia de los Santos. Hartley se sobrepuso a sus nervios --sin mencionar los malos recuerdos de un gol de campo de 37 yardas fallido que pudo haber salvado a los Santos de una humillante derrota ante los Tampa Bay en la temporada regular-- y conectó por en medio de las verticales, elevando a los Santos a su primer Super Bowl. Mientras era felicitado por sus compañeros, el Louisiana Superdome hizo erupción con gritos ensordecedores, mientras unos aficionados se abrazaban a otros. Al otro lado, un golpeado y adolorido Brett Favre salió cojeando del campo de juego quizás por última vez. Con su cabeza baja, la mirada de dolor en su cara fue resultado tanto de una horrorosa entrega de balón al final del partido, como de un violento golpe por parte del ala defensiva Bobby McCray. Con el partido empatado, los Vikingos cerca de rango de gol de campo y pocos segundos por jugar, Favre cometió la clase de error que había evitado toda la temporada. Corrió hacia su derecha y lanzó cruzado por su cuerpo hacia Sidney Rice, y Tracy Porter se adelantó al balón para interceptar, acabando con las oportunidades de los Vikings de ganar en tiempo reglamentario. Los Santos ganaron el volado de tiempo extra, y antes de que Favre pudiera regresar al campo, Drew Brees los condujo a posición para que Hartley consiguiera el triunfo con su gol de campo.

La victoria significó para los Santos su boleto al Super Bowl, que se disputará en dos semanas en la ciudad de Miami y donde se verán las caras con el Campeón de la Conferencia Americana, los Potros de Indianápolis. 

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas
×