Los Potros de Indianápolis disiparon dudas sobre su defensiva

La defensa de los Potros de Indianápolis ha escuchado todas las críticas posibles. La gente decía que era muy pequeña, muy suave, muy dependiente de la velocidad.
La defensa de los Potros de Indianápolis ha escuchado todas las críticas posibles. La gente decía que era muy pequeña, muy suave, muy dependiente de la velocidad.
 La defensa de los Potros de Indianápolis ha escuchado todas las críticas posibles. La gente decía que era muy pequeña, muy suave, muy dependiente de la velocidad.
Indianápolis, Estados Unidos -
  • A pesar de las críticas de una endeble defensiva, los Potros aseguraron listas sus armas para el Super Bowl

La defensa de los Potros de Indianápolis ha escuchado todas las críticas posibles. La gente decía que era muy pequeña, muy suave, muy dependiente de la velocidad.

"Golpeamos, nos esforzamos y este año estamos haciendo más jugadas" Bueno, los Potros finalmente tienen una respuesta para todas esas etiquetas. El nuevo Coordinador Defensivo Larry Coyer le dio la oportunidad a Indianápolis para responder con un estilo más físico y agresivo, y han sido lo suficientemente rudos como para llegar hasta otro Super Bowl. ''Golpeamos, nos esforzamos y este año estamos haciendo más jugadas'', indicó el safety Antoine Bethea. ''Creo que siempre hemos sido físicos. Pero hagamos lo que hagamos, siempre habrá críticos''. Algunos de los que dudan de la defensa de Indianápolis apuntan a las estadísticas. Los Potros (16-2) terminaron la temporada en el puesto 14 en defender por aire, 18 en defensa total, y 24 contra los ataques por tierra. Son cifras que no impresionan, especialmente cuando se comparan con la prolífica ofensiva dirigida por Peyton Manning. Pero los Potros alegan que los números sólo muestran una parte de la historia. Los defensivos Dwight Freeney y Robert Mathis, al igual que Bethea, fueron elegidos al Pro Bowl y el linebacker Gary Brackett tuvo una buena temporada. Los Potros permitieron 10 touchdowns por tierra, una reducción de los 18 de la temporada pasada, y la defensa ha respondido cuando ha tenido que proteger la delantera al final de algún partido. También ha guardado sus mejores partidos para los momentos más importantes. En dos duelos por los playoffs, Indianápolis sólo permitió un promedio de 86,5 yardas por tierra a Baltimore y los Jets de Nueva York. El reto de la próxima semana, Drew Brees y los Santos de Nueva Orleáns, será mucho más difícil, pero los Potros insisten en que la actitud es diferente esta temporada. ''Somos un equipo que pega duro, jugamos sin dar tregua'', indicó el linebacker Clint Session. ''Queremos seguir pegándote para que te acuerdes cada vez que pases por aquí. Eso es lo que hacemos''.

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas
×