Peyton Manning le hizo un touchdown a los periodistas

Si sus pases son milimétricos, perfectos en la ejecución, el mariscal de campo de los Colts de Indianápolis, Peyton Manning, fue igual o más certero a la hora de hacerles un "touchdown" en sus...
 Si sus pases son milimétricos, perfectos en la ejecución, el mariscal de campo de los Colts de Indianápolis, Peyton Manning, fue igual o más certero a la hora de hacerles un "touchdown" en sus respuestas a los periodistas en el 'Día de la Prensa'.
Miami, Florida (Reuters) -
  • Peyton se vio seguro en el 'Día de Prensa', aportó humor y se apartó de cualquier controversia de cara al Super Bowl

Si sus pases son milimétricos, perfectos en la ejecución, el mariscal de campo de los Colts de Indianápolis, Peyton Manning, fue igual o más certero a la hora de hacerles un "touchdown" en sus respuestas a los periodistas en el famoso "Día de la Prensa" .

"Los Santos eran mi equipo cuando yo era pequeño"

Manning manejó la conferencia con maestría, con la misma seguridad que espera a los defensores que quieren derribarlo antes que saque su brazo para lanzar el ovoide. El mariscal estelar de los Colts, de 33 años, recibió preguntas de todas partes, mirando directamente a sus interlocutores, respondió con entusiasmo cuando fue necesario, aportó algunos toques de humor en el momento oportuno y se apartó de cualquier cosa que pudiera ser controvertida de cara al partido del Super Bowl. Toda una obra de arte, clase y saber estar ante el partido más importante de la temporada, a la que quiere llegar en plenitud de forma, centrado y sin tener que preocuparse de nada más. No quedó ninguna duda, Manning es sin discusión el mariscal que tiene una cualidad única para ocupar su puesto como es el "aplomo", nada de precipitaciones, sin importar que duras fueron las preguntas. El mariscal de los Colts, campeones de la Conferencia Americana (AFC) manejó el día de los medios de comunicación previo al Super Bowl a su antojo, más tranquilo y seguro que cuando se enfrenta a la línea de golpeo del equipo rival. Manning, cuatro veces Jugador Más Valioso (MVP) y sin discusión la gran figura de la cuadragésima cuarta edición del Super Bowl, que el próximo domingo se va a disputar en el Sun Life Stadium, de Miami, no dijo ni más ni menos de los que ya se sabía de él, pero esta vez lo expreso con el tono de una auténtica "súper estrella". Pero quizás lo más importante y destacado fue que para nada le proporcionó a los Saints de Nueva Orleans, los rivales el domingo de los Colts, ninguna pista que les ayudase a encontrar la manera de hacerle daño. Es cierto que Nueva Orleans es su ciudad natal, nació cuando su padre Archie jugó y aún vive allí, y por eso dijo que si los Colts no estuviesen en la contienda su equipo preferido no sería otro que los Saints.

Pero tampoco se siente mal con que los Saints llegasen a su primer Super Bowl como campeones de la Conferencia Nacional (NFC), todo lo contrario, disfrutó del gran triunfo que lograron en la prórroga en la final ante los Vikings de Minnesota, con el veterano y legendario Brett Favre como mariscal de campo rival.

"Los Saints eran mi equipo cuando crecía", recordó Manning. "Sentí emoción por Nueva Orleans, al verlos ganar frente a los Vikings. Fue emocionante observar el Barrio Francés vacío durante el tercer período y luego lleno a reventar tras el encuentro. Le pedí a muchos amigos allá que me contasen cómo estuvo toda la celebración". Manning dijo que también aprecia la historia de los Colts, la cual se remonta a la época en que estaban en Baltimore. De hecho, uno de los jugadores favoritos de su padre era el legendario mariscal de campo Johnny Unitas, miembro del Salón de la Fama, y el otro era Mickey Mantle, de los Yanquis de Nueva York en el béisbol de las Grandes Ligas. "Comprendo todo lo que hizo Unitas", destacó Manning. "Aún siento ese vínculo con la historia de los Colts y por lo tanto me obliga a ser cada día mejor". El mariscal de campo de los Colts también tuvo palabras de alabanza hacía Drew Brees, el jugador que será su mayor rival como responsable de dirigir las acciones de los Saints. "Lo conozco antes que hace tiempo, cuando era universitario con Purdue, llegó a ver a los Colts en un partido de mi equipo", comentó Manning. "Es un gran jugador ha completado una temporada excepcional y como todos llegará listo para luchar por el título para su equipo". Manning durante más de una hora de intercambio con los 100 periodistas y fotógrafos que lo rodearon aceptó más de 80 preguntas, sin esquivar ninguna y sin importarle que el recinto interior del Sun Life Stadium, donde la lluvia obligó a celebrar la reunión, no era el lugar más cómodo. El mariscal de campo de los Colts tranquilizó a los periodistas al decir que con toda seguridad recordaría lo "agradable" del intercambio cuando recibiese los primeros golpes de la defensiva de los Saints.

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas
×