Mark Sánchez no puede correr aún pero llegará a pretemporada

Seis semanas después de su operación de rodilla, el quarterback méxico-estadounidense Mark Sánchez de los Jets de Nueva York aún no puede correr, pero espera poder hacerlo para los entrenamientos...
Seis semanas después de su operación de rodilla, el quarterback méxico-estadounidense Mark Sánchez de los Jets de Nueva York aún no puede correr, pero espera poder hacerlo para los entrenamientos de pretemporada.
 Seis semanas después de su operación de rodilla, el quarterback méxico-estadounidense Mark Sánchez de los Jets de Nueva York aún no puede correr, pero espera poder hacerlo para los entrenamientos de pretemporada.
Nueva Jersey, Estados Unidos -
  • Sánchez por ahora sólo puede caminar, luego de la cirugía de su rodilla izquierda
  • Como novato llevó a los Jets al partido por el Título de la Conferencia Americana

Seis semanas después de su operación de rodilla, el quarterback méxico-estadounidense Mark Sánchez de los Jets de Nueva York aún no puede correr, pero espera poder hacerlo para los entrenamientos de pretemporada que comienzan a finales de julio.

"Estamos trabajando en fortalecerla, en recuperar el campo de movimiento y la siento realmente bien"

"Estamos trabajando en fortalecerla, en recuperar el campo de movimiento y la siento realmente bien", dijo Sánchez el jueves en declaraciones en inglés. "Estoy caminando sin ningún problema. Así que (los médicos) están muy entusiasmados con los avances". Sánchez dijo que aún no sabe cuándo podrá volver a jugar, pero insistió en que estará listo para el inicio de los entrenamientos. "Absolutamente", dijo. "Sin ninguna duda". El quarterback se operó el 17 de febrero en un procedimiento opcional que buscaba prevenir problemas futuros en la rodilla. Se había dislocado la rótula durante los entrenamientos previos a su tercer año en la Universidad del Sur de California y luego se resintió de la lesión en el partido contra los Panthers de Carolina del 29 de noviembre. "Por más que suene como un cliché, vamos día a día y de verdad es así", dijo Sánchez. "Ellos han usado el término 'cautelosamente atrevidos'. Quieren asegurarse de que me esté doliendo de la manera en que me tiene que doler, la manera indicada sin lastimarme, el tipo de dolor del que uno se recupera. Y ha sido así todo el tiempo". Sánchez, que como novato llevó a los Jets al partido por el título de la Conferencia Americana, estuvo en cama unos días luego de la cirugía y no pudo manejar durante dos semanas. El equipo le trajo equipamiento para su rehabilitación a su casa en Nueva Jersey. El quarterback pasó mucho tiempo mirando videos de partidos con el coordinador ofensivo Brian Schottenheimer y el entrenador de mariscales de campo Matt Cavanaugh.

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas
×