Mark Sánchez fue interceptado en su primera jugada de la pretemporada

Mark Sánchez dejó volar su primer pase del juego y lo vio ser desviado hacia las manos de un defensor. No exactamente el debut que el quarterback de los Jets de Nueva York quería en la pretemporada.
Mark Sánchez dejó volar su primer pase del juego y lo vio ser desviado hacia las manos de un defensor. No exactamente el debut que el quarterback de los Jets de Nueva York quería en la pretemporada.
 Mark Sánchez dejó volar su primer pase del juego y lo vio ser desviado hacia las manos de un defensor. No exactamente el debut que el quarterback de los Jets de Nueva York quería en la pretemporada.
Nueva York, Nueva York -
  • Mark Sánchez aseguró que este pésimo arranque sólo le deja más madurez 

Mark Sánchez dejó volar su primer pase del juego y lo vio ser desviado hacia las manos de un defensor. No exactamente el debut que el quarterback de los Jets de Nueva York quería en la pretemporada.

"No pienso que uno pueda escribir un peor inicio en la primera jugada de tu segunda campaña"

"No pienso que uno pueda escribir un peor inicio en la primera jugada de tu segunda campaña", dijo Sánchez.

Sánchez le lanzó la pelota a LaDainian Tomlinson en medio de una fuerte cobertura en la segunda jugada de los Jets el lunes por la noche, que terminó con una derrota de 31-16 ante los Giants de Nueva York. El balón rozó el brazo del running back y se desvió a las manos de Antrel Rolle, quien lo regresó 59 yardas antes de ser derribado por Dustin Keller en la yarda uno.

"No fue el mejor tiro para L.T.", dijo Sánchez. "Puse la pelota en su hombro trasero, y yo tengo que lanzar adelante, especialmente por el medio del terreno, para que no sean desviadas".

Tres jugadas más tarde, Brandon Jacobs acarreó el balón para touchdown y dio a los Giants una ventaja temprana de 7-0.

Fue algo similar a la primera apertura de Sánchez en pretemporada el año pasado, contra Baltimore, cuando el joven quarterback descendiente de mexicanos forzó un pase que fue interceptado por Haloti Ngata, quien lo acarreó 25 yardas para touchdown.

Pero en lugar de lamentarse en la banda, esta vez Sánchez no podía esperar para salir de nuevo al terreno.

"Pienso que es parte de su proceso de maduración del año pasado a este año", dijo el fullback Tony Richardson. "El año pasado, él se desanimaba. (Esta vez) él vino a la banda, habló de la jugada y entonces pasó a la siguiente, y jugó fabuloso".

Sánchez se recuperó bien, finalizando con 13 pases completados en 17 intensos, para 119 yardas, incluyendo un pase de cuatro yardas para touchdown a Brad Smith, en dos cuartos excelentes. Además, no mostró titubeos en su primer partido desde que se sometió a una operación para repararse un ligamento de la rótula izquierda en febrero.

"Pienso que él estaba un poco ansioso, listo para salir a jugar", dijo el wide receiver Santonio Holmes. "Pero se calmó después de eso y dio un impulso a la ofensiva".

Sánchez pasó sus trabajos como novato, siendo interceptado 20 veces y cometiendo muchos errores. A veces sus gestos mostraron su frustración.

"Pienso que el año pasado, yo me habría desanimado", dijo Sánchez. "Este año, siento que las cosas van a andar bien, no me preocupo".

Más de un año en el sistema de los Jets ha elevado la confianza de Sánchez, que tuvo un buen verano. Y eso es bueno, pues gran parte de las esperanzas de los Jets de llegar al Super Bowl descansarán en lo bien que el quarterback juegue en su segunda temporada.

"El llegó e hizo lo que esperábamos de él", dijo el entrenador Rex Ryan. "Se ha visto excelente durante todos los entrenamientos, y esta noche lo mismo".

Sánchez se ha ganado el respeto de sus compañeros al actuar más como un veterano de 10 años que como un jugador de segundo año. Él sienta el tono en las prácticas y en los vestidores con su temperamento competitivo.

"No importa si él está jugando dominó o a la rayuela contra un tipo cualquiera, él quiere ganar", dijo Richardson. "El nunca ha perdido. Dondequiera que ha estado, ha ganado".

Luego de su primer mal pase el lunes por la noche, Sánchez guió a los Jets en una serie de 14 jugadas que fue coronada con un pase de touchdown a Smith, y siguió con dos series que culminaron en un par de goles de campo en las dos posesiones siguientes del equipo.

"Yo quería asegurarme de que no forzaba nada después de la intercepción. Simplemente traté de jugar con precisión, aguantando el balón cuando tenía que hacerlo, y dejar que mis compañeros hicieran lo suyo. Pienso que lo logré".

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas
×