Roethlisberger lució en su primer entrenamiento

Diez segundos bastaron para que Ben Roethlisberger demostrara a los Acereros que no le afectó su mes de inactividad en la NFL.
Diez segundos bastaron para que Ben Roethlisberger demostrara a los Acereros que no le afectó su mes de inactividad en la NFL.
 Diez segundos bastaron para que Ben Roethlisberger demostrara a los Acereros que no le afectó su mes de inactividad en la NFL.
Pittsburgh, Pennsylvania -
  •  Roethlisberger no pareció carente de condición ni de ritmo en su primer entrenamiento desde el campamento de pretemporada.

Diez segundos bastaron para que Ben Roethlisberger demostrara a los Acereros que no le afectó su mes de inactividad en la NFL. En su primer pase, Roethlisberger puso el ovoide en las manos del veloz receptor Mike Wallace a mucha distancia. Y seguramente, todos los compañeros del mariscal de campo pensaron lo mismo: El "Big Ben" está de regreso. "Tenemos ahora a todo nuestro equipo, incluido nuestro líder, nuestro quarterback, quien está de vuelta", dijo Wallace. "El hace que todos se sientan mejor. El ataque definitivamente tomará otro rumbo". Roethlisberger no pareció carente de condición ni de ritmo en su primer entrenamiento desde el campamento de pretemporada. Lanzó pases durante una práctica de 30 minutos que se incorporó al entrenamiento de rutina, con la finalidad de que tanto él como sus receptores recuperen la sincronía lo más pronto posible.

"Fue un buen paso, y no creo que me lleve tanto tiempo como pensé"

"Fue un buen paso, y no creo que me lleve tanto tiempo como pensé", dijo Roethlisberger, quien tendrá dos días más de práctica durante esta semana en que Pittsburgh descansa. En una semana, buscará recuperar la precisión y el ritmo, y en la siguiente, entrenará a tope de cara al partido del 17 de octubre, cuando Pittsburgh recibe a Cleveland. "Normalmente se requiere de un tiempo para que todo funcione, pero hoy me sentí muy bien", dijo Reothlisberger. "Sabía que mi brazo estaría bien. Sabía que estaría fuerte y que yo me sentiría bien. Ahora sólo es cuestión de trabajar con los compañeros". Desde el 2 de septiembre, la última vez que estuvo con sus compañeros, Roethlisberger lanzó pases casi diariamente a varios receptores en estadios de escuelas preparatorias. Intencionalmente lanzó más pases de lo normal porque no estaba actuando en los partidos. Un entrenador privado de quarterbacks le ayudó con sus movimientos. Wallace, el receptor más rápido del equipo, no pudo recordar que Roethlisberger haya lanzado un mal pase durante toda la práctica. "Vamos a lanzar el balón porque tenemos de regreso a uno de los mejores", dijo Wallace. "Estoy emocionado y sonriente. Desde la noche anterior no he parado de sonreír". Pese a tener el ataque número 31 por aire con los sustitutos Charlie Batch y Dennis Dixon, los Steelers tuvieron un desempeño mejor del que esperaban durante la ausencia de Roethlisberger, con una foja de 3-1. Y al parecer, el propio mariscal de campo se encuentra mejor de lo previsto después de tanta inactividad.

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas
×