Ningún pase de Sánchez ha sido interceptado en la campaña

Mark Sánchez pensó que su buena racha había concluido. El quarterback de los Jets lanzó un pase errado el lunes por la noche, bajo la lluvia en Meadowlands, pero Antoine Winfield, de Minnesota, no...
Mark Sánchez pensó que su buena racha había concluido. El quarterback de los Jets lanzó un pase errado el lunes por la noche, bajo la lluvia en Meadowlands, pero Antoine Winfield, de Minnesota, no pudo quedarse con éste.
 Mark Sánchez pensó que su buena racha había concluido. El quarterback de los Jets lanzó un pase errado el lunes por la noche, bajo la lluvia en Meadowlands, pero Antoine Winfield, de Minnesota, no pudo quedarse con éste.
Florham Park, Nueva Jersey -
  • Se une a Vinny Testaverde como los únicos en sumar cinco partidos sin pases interceptados

Mark Sánchez pensó que su buena racha había concluido. El quarterback de los Jets lanzó un pase errado el lunes por la noche, bajo la lluvia en Meadowlands, pero Antoine Winfield, de Minnesota, no pudo quedarse con éste. Así, el mariscal de campo de ascendencia mexicana siguió sin ver interceptado uno solo de sus envíos en cinco partidos de esta temporada. "Tuve suerte", reconoció Sánchez. Ha habido otras jugadas afortunadas en esta campaña, incluido un pase que Braylon Edwards alcanzó a alejar de las manos de un jugador defensivo de los Vikings, para un castigo por interferencia a la ofensiva. Además, dos pases que parecían interceptados resultaron en una invalidación de la jugada por parte de los árbitros. "Mark estará de acuerdo con esto: Hemos tenido suerte, particularmente en el último partido", dijo el quarterback sustituto Mark Brunell, quien está en su 18va temporada dentro de la NFL. "Ha habido un par de jugadas en las que hemos dicho '¡estuvo cerca!' Algunas veces las cosas te salen bien y en otras no". En esta temporada, mucho le ha salido bien a Sánchez. El quarterback, quien tiene ocho pases de anotación, es el único de la liga que ha hecho al menos 100 envíos sin que uno sea interceptado. El otro jugador que ha lanzado un número significativo de pases sin interceptación es Michael Vick, de Filadelfia, con 96. "Antes de la campaña, insistimos en esto y me alegra que las cosas vayan bien hasta ahora", dijo Sánchez, quien impuso la mejor marca de su carrera con 44 intentos el lunes por la noche. "Lo más importante para esto es tomar buenas decisiones, y también la precisión. Perdí un poco de precisión la semana pasada. Es algo en lo que trabajo constantemente y espero que esta semana no me comiencen a interceptar". Sánchez y los Jets enfrentarán el domingo a los Broncos (2-3) en Denver. "El ha madurado", dijo sobre Sánchez el linebacker Mario Haggan. "Fue un novato el año pasado y cometió algunos errores de novato. Ahora es un quarterback más maduro. Entiende la ofensiva, predice mejor lo que hará la defensiva y tiene a algunos compañeros en los que confía particularmente". En su segundo año, el mariscal de campo ha tenido una franca mejoría, después de ver interceptados 20 de sus pases el año pasado. Esa es una de las razones principales por las que Nueva York figura entre los mejores equipos de la NFL, con un récord de 4-1. "Creo que definitivamente él se ha desarrollado, ha estudiado esto, le ha invertido tiempo antes de la temporada", dijo el entrenador de los Jets, Rex Ryan. "Esto comienza a darnos dividendos ahora. En cuanto a la suerte, me alegra que la haya tenido". De acuerdo con la NFL, Sánchez se unió al ex quarterback de los Jets, Vinny Testaverde (2001) como los únicos desde la fusión de las ligas, en 1970, en jugar los cinco primeros partidos sin pases interceptados después de sumar al menos 20 en la campaña anterior.

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas
×