Las Águilas se quejan de que Vick recibe muchos golpes

Los Águilas de Filadelfia dieron a conocer su postura respecto a lo que ellos consideran una exagerada cantidad de golpes que está recibiendo su quarterback Michael Vick y calificaron esas...
Los Águilas de Filadelfia dieron a conocer su postura respecto a lo que ellos consideran una exagerada cantidad de golpes que está recibiendo su quarterback Michael Vick y calificaron esas acciones como ilegales.
 Los Águilas de Filadelfia dieron a conocer su postura respecto a lo que ellos consideran una exagerada cantidad de golpes que está recibiendo su quarterback Michael Vick y calificaron esas acciones como ilegales.
Filadelfia, Pennsylvania (Reuters) -
  • Las Águilas vencieron 34-24 a losTexanos de Houston en el inicio de la semana 13

Las Águilas de Filadelfia dieron a conocer su postura respecto a lo que ellos consideran una exagerada cantidad de golpes que está recibiendo su quarterback Michael Vick y calificaron esas acciones como ilegales. Mientras que de acuerdo con el diario Filadelfia Daily News, la liga está tomando acciones por la preocupación de las Águilas. Al parecer, paradójicamente el problema para Vick es su habilidad para correr y superar a la defensiva para encontrar a sus receptores bajo presión o correr con el balón, pero el costo es que aumenta el castigo que recibe. Ese castigo es lo que reclaman las Águilas, porque dicen que su quarterback está recibiendo muchos golpes en la cabeza y aun cuando está tirado en el suelo tras deshacerse del balón, es golpeado. "Para ser honestos me molesta mucho", reclamó el entrenador en jefe de las Águilas, Andy Reid, y agregó que ya tenía planeado contactar a la liga con respecto a este tema. "El tiene capacidad de correr con el balón, pero sigue siendo un quarterback y no se le puede tratar como si fuera un corredor. Eso no es lo que las reglas indican", observó Reid. En la presente temporada la NFL ha tomado medidas muy enérgicas sobre los golpes a la cabeza y ha emitido multas cuantiosas y suspensiones a quienes rompan la regla. Después del partido que ganaron las Águilas 34-24 sobre los Texans de Houston, Vick dijo que los golpes no le molestan, pero al día siguiente cambió de opinión. "Si observan el partido podrán ver que incluso tras deshacerme del balón sigo recibiendo golpes", indicó Vick. Agregó que "cada que recibo un golpe veo al oficial, pero él no tira ningún pañuelo, a diferencia de cuando golpean a otros quarterbacks, entonces sí lo tiran". Vick corrió para 48 yardas y un touchdown contra los Texans, y en su reporte sobre el partido el diario The Filadelfia Inquirer dijo que el mariscal tenía que pedalear una bicicleta fija durante el juego para que los cuádriceps se aflojaran tras los golpes que recibía dentro del campo de juego. El mariscal fue capturado sólo una vez, pero recibió un castigo significativo. "Me preocupan los golpes porque de eso depende la duración de mi carrera. Me preocupo por mi cuerpo y quiero que me traten como a todos los demás quarterbacks de la liga", se quejó Vick. En lo que va de campaña, Vick tiene 67 yardas por tierra en nueve juegos. En su última jornada con los Falcons de Atlanta en el 2006, fue el único mariscal en la historia de la NFL en superar las 1.000 yardas al terminar con 1.039. Vick se perdió dos temporadas por cumplir una condena en prisión por dirigir un grupo que organizaba peleas de perros. Llegó a las Águilas en el 2009 y ha logrado llevarlos al liderato de la División Este de la Conferencia Nacional después de que Donovan McNabb fue traspasado a los Redskins de Washington Redskins, y de la lesión del segundo mariscal Kevin Kolb, a principios de la temporada.

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas
×