NFL sabía desde una semana antes que habría problemas con butacas

La NFL sabía desde la semana pasada que habría problemas con la instalación de butacas temporales en algunas secciones del Cowboy Stadium para el Super Bowl y esperaron hasta unas horas antes del...
 La NFL sabía desde la semana pasada que habría problemas con la instalación de butacas temporales en algunas secciones del Cowboy Stadium para el Super Bowl y esperaron hasta unas horas antes del partido que pudieran ser resueltos.
Arlington, Texas -
  • Alrededor de 400 personas perdieron su asiento

La NFL sabía desde la semana pasada que habría problemas con la instalación de butacas temporales en algunas secciones del Cowboy Stadium para el Super Bowl y esperaron hasta unas horas antes del partido que pudieran ser resueltos. "Al final, simplemente se nos acabó el tiempo", afirmó el lunes el vicepresidente ejecutivo de la NFL, Eric Grubman. Unas 400 personas se vieron obligadas a renunciar el domingo a sus butacas para el partido, que los Packers de Green Bay le ganaron por 31-25 a los Steelers de Pittsburgh en el Super Bowl XLV y algunos tuvieron que ver el partido en pantallas de televisión o en plataformas para espectadores de pie en las esquinas del Cowboys Stadium. "Fue obviamente una falla de nuestra parte y debemos responsabilizarnos por ello", afirmó el comisionado de la NFL, Roger Goodell. "Obviamente tuvimos muchos retos que superar en esta semana, hubo muchas cosas con las que tuvimos que luchar, pero no hay excusas. Cuando uno organiza un acontecimiento como este uno va a tener este tipo de retos", agregó. Pese a que el comisionado de la NFL afirmó lo anterior, el estadio cumplió con creces las expectativas para una sede anfitriona de un Super Bowl. Sin embargo, el dueño de los Cowboys, Jerry Jones, también reconoció el problema de las butacas y se disculpó con los aficionados que se vieron afectados por ello. "Lamentamos profundamente que su experiencia en el Super Bowl fuera afectada por este error y compartimos la responsabilidad de ello junto con la NFL", agregó Jones en un comunicado. Goodell dijo que la liga ofrecerá boletos para el Super Bowl a los 400 aficionados que se quedaron sin su butaca el domingo. Además, la liga ya había dicho que les ofrecería a esas 400 personas el reembolso al triple de su precio regular de los boletos para el partido entre Steelers y Packers. Un total de 15.000 butacas temporales fueron agregadas en el Cowboys Stadium, que tuvo un costo de 1.200 millones de dólares y cuya audiencia para el partido del domingo alcanzó los 103.219 aficionados, por debajo de la marca para un Super Bowl, que fue de 103.985 aficionados que asistieron al Rose Bowl para el partido del campeonato de la NFL en 1980. En las próxima semanas, la NFL revisará qué fue lo que pasó para determinar cuales fueron las causas del problema y poderlas solucionar a tiempo.

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas
×