Reunión entre dueños de la NFL, clave para resolver paro laboral

Los dueños de los equipos en la NFL se reunirán en Chicago para plantear un nuevo acuerdo; Jim ISray, dueño de los Colts, afirmó que debe haberlo antes del 4 de julio
 Los dueños de los equipos en la NFL se reunirán en Chicago para plantear un nuevo acuerdo; Jim ISray, dueño de los Colts, afirmó que debe haberlo antes del 4 de julio
Ciudad de México -
  • De haber avances en la negociación, los dueños podrían extender la reunión un día más

Los dueños de los equipos de la NFL se reunirán en Chicago, para discutir la negociación de un nuevo acuerdo laboral que dé fin al conflicto que hay con la Asociación de Jugadores y tener una temporada 2011-2012 normal. La reu8nión podría extenderse incluso a dos días si hay señales de progreso y si hay pauta de la mayoría de los dueños. Es la primera reunión solicitada a los patrones por la NFL para hablar exclusivamente de temas laborales. El paro laboral comenzó el pasado 11 de marzo y no hay un fin a la vista. Los dueños y sus jugadores pelean cómo repartise ganancias millonarias. Un puñado de dueños, al menos dos que están con equipos de la Conferencia Americana, creen que los parámetros de un acuerdo son diferentes a los que se habían planteado originalmente. Es una de las razones principales por las que los dirigentes de los equipos están preparados para quedarse una noche extra en Chicago. No es que se vaya a votar un nuevo acuerdo, como muchos sospechan, sino para calmar una resistencia que parece ir en ascenso, dijeron otras fuentes citadas por la cadena de deportes. Hace apenas una semana se hablaba de que un acuerdo estaba al alcance y entonces fue cuando se notó la inconformidad de algunos. Antes de estos hechos se especulaba que ya existía incluso un nuevo calendario acordado por ambas partes y una fecha de inicio para la agencia libre de jugadores. El dueño de los Potros de Indianapolis, Jim Irsay, dijo que un nuevo acuerdo debe existir para el 4 de julio para poder tener una temporada normal. El problema es que no hay pláticas programadas hasta después de la reunión de dueños, quienes serán informados de las cosas que se han negociados con los jugadores, como el posible tope salarial, la agencia libre, beneficios de salud y la repartición de 9 mil millones de dólares, entre otros. Una de las principales preocupaciones para la NFL es que sus dueños se mantengan unidos, especialmente si los equipos de mercados pequeños, se inconforman con lo que les será presentado en Chicago. El primer juego de pretemporada, que es el del Salón de la Fama está programado para el 7 de agosto. Es por eso que estas reuniones son quizá las más críticas para tratar de resolver el primer paro laboral en la NFL desde la temporada de 1987.

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas
×