Pérdidas millonarias en la NFL por cancelación del Hall of Fame Game

Pérdidas millonarias en la NFL por cancelación del Hall of Fame Game
 Pérdidas millonarias en la NFL por cancelación del Hall of Fame Game
Canton, Ohio -
  • El Salón de la Fama podría perder 1.5 mdd de su presupuesto anual por la cancelación

Trabajadores armaron la estructura metálica para las carpas exteriores en el estacionamiento del Salón de la Fama del Futbol Americano Profesional este viernes, alistándose para el gran fin de semana de enaltecimiento... uno que no incluirá juego por primera vez en 45 años. Es más que un simple juego de pretemporada perdido para la comunidad del norte de Ohio con profundas raíces de fútbol americano. La disputa laboral entre los propietarios y jugadores de la NFL forzó a la liga a cancelar el juego anual del Salón de la Fama, que este año presentaba a los Chicago Bears y St. Louis Rams, programado para el 7 de agosto. Todo lo demás se hará de acuerdo a lo planeado, incluyendo la ceremonia de honor del 6 de agosto. Es un golpe financiero al Salón de la Fama, que podría perder cerca de 1.5 millones de dólares de su presupuesto anual de operación de 20 millones. Y es una gran pérdida para la comunidad, que obtiene más que sólo un impulso financiero en el evento. El orgullo también está en juego. "Somos una comunidad tan enraizada en el fútbol americano", declaró Joanne Murray, directora del festival del Salón de la Fama para la Cámara de Comercio local. "Desde los organizadores hasta el tipo de la calle, dudo que encuentres a alguien que diga que no está decepcionado. "Vamos a tener que sobrevivir a este año inusual y compensarlo con el resto de los eventos". Un día después de que el juego fuera cancelado, la ciudad ya sentía el ardor. "Tenemos a más de 4,000 voluntarios en la comunidad que ayudan con los eventos", explicó Joe Horrigan, vicepresidente del recinto. "Así que hay personas que han estado trabajando muy duro con nosotros en la preparación del juego. Es su evento, y están muy decepcionados. "Pero pienso que es más la sensación de perder algo de tradición. Estamos en el medio de los estados Unidos de América aquí, y nos gusta la tradición. Creo que es parte de ello". El Juego del Salón de la Fama comenzó en 1962, un año antes de que se abriera el edificio. No hubo partido en 1966, pero ha sido jugado todos los años desde entonces. La temporada pasada, casi 20,000 entradas fueron vendidas para la ceremonia. El estadio de unos 22,000 asientos se llenó para el encuentro entre los Dallas Cowboys y Cincinnati Bengals. Un estimado de 6 millones de personas miró la ceremonia por televisión, y el partido terminó siendo uno de los programas con más alto rating en la semana, con 11.4 millones de televidentes. El Salón de la Fama obtiene réditos de las ventas de las entradas al juego y mercancías, además de que se incrementan las visitas al museo. El recinto está en medio de una renovación de 27 millones de dólares que será completada en el 2013. Está ofreciendo reembolsos por las entradas al juego. La venta de entradas había estado a la baja en comparación a otros años. Unas 14,000 entradas del juego y 8,000 para la ceremonia habían sido colocadas. La clase de enaltecidos del 2011 incluye a Shannon Sharpe, Richard Dent, Marshall Faulk, Deion Sanders y Chris Hanburger. Horrigan atribuye la demanda reducida de entradas a la incertidumbre de si se celebraría o no el partido. Los aficionados pueden adquirir paquetes que incluyen la entrada a la ceremonia, al juego y a otros eventos. "Ahora, la incertidumbre se ha ido, y esperamos un salto", dijo. Una encuesta realizada hace cinco años por la Cámara de Comercio estimó un impacto anual de unos 31 millones de dólares en la región gracias a los eventos. "Vamos a tener un notable impacto financiero", declaró Murray.

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas
×