Romo sabe que debe reivindicarse con los Cowboys

Tony Romo, el quarterback de los Cowboys de Dallas, está ansioso por jugar el siguiente partido.
 Tony Romo, el quarterback de los Cowboys de Dallas, está ansioso por jugar el siguiente partido.
Irving, Texas -
  • Luego del desastre que tuvo el domingo por la noche contra Jets

Tony Romo, el quarterback de los Cowboys de Dallas, está ansioso por jugar el siguiente partido. Y es que considera que en ese encuentro tendrá la oportunidad de redimirse tras perder dos balones costosos en el último cuarto, lo que significó la derrota de Dallas frente a los Jets de Nueva York en el primer compromiso de la campaña. "Quiero volver al campo lo más pronto posible", dijo Romo el miércoles. "Necesitamos recuperarnos de eso y jugar realmente bien durante un periodo largo. Esa será la única forma en que compensaremos esto". Faltan todavía unos días antes de que los Cowboys visiten a San Francisco. Aunque Romo lanzó para 342 yardas y dos anotaciones en el primer encuentro, los últimos 10 minutos del partido del domingo por la noche estuvieron llenos del tipo de errores que no debería cometer un mariscal de campo que está en su sexta temporada como titular. Hubo un balón perdido en la yarda tres de Nueva York, cuando Romo trató de acarrear el balón hacia la zona prometida. Después de que los Jets se habían repuesto de una desventaja de 14 puntos para empatar el marcador, los Cowboys recibieron el balón con un minuto por jugar. El primer pase de Romo fue interceptado, lo que dejó lista la escena para el gol de campo que significó la victoria de Nueva York. "Siempre recordamos lo que ocurrió más recientemente, y yo también lo hago", señaló el quarterback. "Tienes el balón en las manos y tienes que ser inteligente y avanzar. Aprenderé de este ejemplo y de esta situación. Esto no ocurrirá de nuevo". La realidad es que Romo ha cometido el mismo tipo de pifias en el pasado. La foja es buena (39-23 en partidos de la temporada regular) para un jugador que no participó en el reclutamiento colegial y que ha llegado al Pro Bowl. Pero las derrotas decepcionantes de Romo en la postemporada (1-3) se han caracterizado por balones perdidos en los últimos minutos. Este fue el primer partido del mariscal desde que se perdió los últimos 10 de la campaña anterior por una clavícula fracturada. Aunque otros se muestran preocupados o critican severamente a Romo, el dueño de los Cowboys, Jerry Jones, el entrenador Jason Garrett y los compañeros le han manifestado esta semana un firme apoyo. "Está claro que Tony nos ha demostrado la capacidad y el desempeño para que confiemos en él. Es un jugador tremendamente bueno", dijo Garrett el miércoles. "El entiende que puedes lograr algunos éxitos o que algunas cosas no salen como quieres. Hay que pensar en la siguiente semana. El ha hecho un trabajo muy bueno en toda su carrera. Es alguien en quien confiamos mucho".

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas
×