La legión extranjera en la NFL

No es muy conocido el número de jugadores extranjeros en la NFL. El futbol americano es quizás el deporte con menos foráneos en las plantillas de los equipos; aún así, existen 69 jugadores nacidos...
No es muy conocido el número de jugadores extranjeros en la NFL. El futbol americano es quizás el deporte con menos foráneos en las plantillas de los equipos; aún así, existen 69 jugadores nacidos fuera de los Estados Unidos.
 No es muy conocido el número de jugadores extranjeros en la NFL. El futbol americano es quizás el deporte con menos foráneos en las plantillas de los equipos; aún así, existen 69 jugadores nacidos fuera de los Estados Unidos.
Ciudad de México -
  • La NFL es la liga con menor promedio de extranjeros en Estados Unidos
  • Canadá es el país que más jugadores aporta con 10
  • Latinoamérica cuenta con dos jugadores; ninguno mexicano

No es muy conocido el número de jugadores extranjeros en la NFL. El futbol americano es quizás el deporte con menos foráneos en las plantillas de los equipos; aún así, existen 69 jugadores nacidos fuera de los Estados Unidos. De los 69 jugadores, el país que más aporta es Canadá con 10 elementos, seguido de Alemania con ocho y Jamaica con siete. Son en total 29 los países que aportan al menos un jugador a la NFL, entre los cuales no está México y aparecen sólo dos naciones latinoamericanas: Panamá y Puerto Rico. Entre los jugadores que nacieron fuera de los Estados Unidos y llegaron a ese país ya sea a jugar como colegiales o profesionalmente, destacan los nombres del wide reciever de los Steelers, Hines Ward, nacido en Seúl, Corea del Sur y quien cuenta con madre de esa nacionalidad. También de los Steelers, el pateador canadiense Shaun Suisham, y los guardias Chris Kemoeatu de Tonga y Doug Legursky de Alemania. Austin Collie, de los Colts, nació en Hamilton, Canadá; Patrick Chung de los Patriots es el jugador jamaiquino más representativo en la NFL. Un caso especial son los tres jugadores australianos, Matt McBriar (Cowboys), Sav Rocca (Redskins) y Ben Graham (Lions), todos ellos pateadores de despeje y con una carrera previa en el futbol australiano. Provenientes de Europa, los nombres más sonados son los del pateador de los Raiders, Sebastian Jainkowski, nacido en Polonia; el también pateador de los Giants, Lawrence Tynes, de origen escocés; así como Graham Gano, pateador de la misma nacionalidad de los Redskins. Pero no a todos los podemos considerar como extranjeros, ya que algunos nacieron fuera de Estados Unidos, pero cuentan con padres de esa nacionalidad y que por motivos laborales se encontraban residiendo fuera; y otros  que también nacieron en el extranjero, pero que desde muy chicos se fueron a vivir al país de las barras y las estrellas. En el segmento de los jugadores nacidos fuera de los Estados Unidos, que cuentan con padres extranjeros, pero que residen desde chicos en el país norteamericano, se encuentran elementos como el defensivo de los Giants, Osi Umeniyora, nacido en Londres, con padres nigerianos, pero que desde los 14 años se mudó con su familia a la unión americana. También el safety de los Bengals, Gibril Wilson, nacido en Sierra Leona y el linebacker de los Chiefs, Tamba Hali, de origen liberiano. La mayoría de estos casos son jugadores nacidos en África o países del Caribe y que por motivos de Guerras Civiles o la simple búsqueda de nuevas oportunidades, llegaron a los Estados Unidos desde muy chicos. El caso más curioso es el de los jugadores nacidos fuera de la unión americana, pero con padres norteamericanos que se encontraban laborando –casi siempre en la rama militar- en otros países alrededor del mundo. Tim Tebow de los Broncos, único quarterback nacido fuera de los Estados Unidos, vio la luz en Makati City, Filipinas, cuando sus padres se encontraban haciendo misiones cristianas bautistas. La familia Tebow se mudó a Jacksonville, Florida, cuando Tim estaba en la secundaria. Otro caso curioso es el de Mike Jenkins, cornerback de los Cowboys, nacido en Neunburg am Rhein, Alemania. O el de Will Yeatman, tight end de los Dolphins, que nació en Nápoles, Italia cuando su padre cumplía misiones militares ahí; mismo caso que el guadria de los Jaguars, Will Rackley, oriundo de Atenas, Grecia. Jugadores latinoamericanos hay únicamente dos en la NFL, Roberto Wallace, wide reciever de los Dolphins, originario de Panamá, y Ken Amato, linebacker de los Titans, nacido en Puerto Rico. A pesar de que uno de cada tres inmigrantes en Estados Unidos es de origen mexicano, no existe ningún jugador nacido en México que juegue en la NFL. Los casos de Mark Sánchez y Tony Romo son un caso aparte, ya que son jugadores con origen mexicano pero ya nacidos en la unión americana. En total, de los 69 jugadores, la mayoría de ellos son parte de la defensiva o de los equipos especiales. Únicamente los Bills, Packers y Texans no cuentan con ningún jugador nacido fuera de los Estados Unidos en sus filas. Los equipos que más poseen elementos “extranjeros” son los Steelers, Patriots, Broncos, Giants, Redskins y Lions, con cuatro jugadores cada uno. El futbol americano confirma que es un deporte muy americano, pero que no cierra sus fronteras a jugadores foráneos. En promedio, cada equipo cuenta con 2.15 jugadores nacidos fuera de los Estados Unidos, cifra muy baja comparada con las Grandes Ligas o la NBA, pero que aún así nos brinda casos interesantes que aportan su talento a la liga.

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas
×