'Gigantes' similitudes de Campeón

Coincidencia o no para el Super Bowl XLVI, al menos la Final de la NFL indica que no es así. Patriotas de Nueva Inglaterra y Gigantes de Nueva York se vuelven a ver las caras después de haber dado...
Coincidencia o no para el Super Bowl XLVI, al menos la Final de la NFL indica que no es así. Patriotas de Nueva Inglaterra y Gigantes de Nueva York se vuelven a ver las caras después de haber dado vida a uno de los partidos históricos en la historia.
 Coincidencia o no para el Super Bowl XLVI, al menos la Final de la NFL indica que no es así. Patriotas de Nueva Inglaterra y Gigantes de Nueva York se vuelven a ver las caras después de haber dado vida a uno de los partidos históricos en la historia.
Ciudad de México -
  • En ambas temporadas cayeron ante Washington en la misma semana
  • El récord en diciembre es el mismo, tres ganados y dos perdidos

Coincidencia o no para el Super Bowl XLVI, al menos la Final de la NFL indica que no es así. Patriotas de Nueva Inglaterra y Gigantes de Nueva York se vuelven a ver las caras después de haber dado vida a uno de los partidos históricos en la historia del futbol americano. Aquel 3 de febrero del 2007 quedará en la memoria de los millones de aficionados a la NFL y marcará la pauta de lo que es el espectáculo desarrollado en el deporte. Hoy a cuatro años de distancia hay similitudes que sustentan la ilusión de los neoyorkinos por alzarse con el título, similitudes de Campeón. Récord en diciembre y derrota ante Washington Según los cánones de la NFL, los equipos contendientes al título aparecen en el último mes de la temporada regular. Diciembre, ese mes en el que la "selección natural" del futbol americano de los Estados Unidos divide a los mejores de los que se quedan en la orilla. En esta temporada al igual que en 2007, los Gigantes consiguieron un récord de 3 ganados y 2 perdidos durante el último mes del año con la similitud de que las dos derrotas fueron en calidad de visitantes. Además, dentro de ese récord de triunfos y derrotas se encuentra un descalabro en contra de los Pieles Rojas de Washington en la misma semana, la 15 de la temporada regular. Por si hiciera falta otra similitud, el marcador con el que cayeron en 2007 fue de 22 a 10, mientras que en la presente campaña fue de 23-10, sólo un punto de diferencia. 'Gigantes' goles de campo en tiempo extra Otra de las similitudes que presentan el equipo de la Gran Manzana es la forma como lograron acceder al partido por el campeonato de la NFL. Tanto en el 2007 como en el 2011, los Gigantes de Eli Manning se coronaron Campeones de la NFC con goles de campo en tiempo extra. Hace cuatro años ante los Empacadores de Green Bay, Lawrence Tynes, en la primera posesión del alargue y con 12 minutos y 34 segundos en el reloj marcó el gol de campo con el que vencieron 23-20 a Brett Favre y compañía para meterse al Super Bowl XLII. Mismo escenario se repitió hace unos días cuando tras dos posesiones del ovoide y haber detenido en una ocasión a los 49ers de San Francisco, el propio Lawrence Tynes conectó un gol de campo de 31 yardas para sentenciar el 20-17 con el que los Gigantes vencieron a San Francisco. Tanto la ronda de Campeonato Divisional como la del Campeonato de Conferencia, los Gigantes la jugaron en patio ajeno en ambos años, por lo que esa es otra de las similitudes. Inicio titubeante y Dallas en el camino El inicio que tuvieron los comandados por Eli Manning no fue ni cerca del esperado en ambas temporadas. Pese a que en 2007 y 2011 terminaron los primeros seis partidos con una marca de 4 ganados y 2 perdidos, el menor de los Manning fue duramente criticado por su accionar. Fue entonces cuando el dominio de la línea defensiva del equipo de Tom Coughlin comenzó a carburar para darle más oportunidades a su QB y de esa forma comenzar a despuntar en el camino al partido final. Si bien en 2007 fue en Playoffs y ahora en temporada regular, los gigantes prácticamente eliminaron a los Vaqueros de Dallas en ambas temporadas.  Hace cuatro años en la ronda divisional al vencerlos 21-17 y en este año fue en la última y decisiva semana, pues el ganador iría a la postemporada y el perdedor a casa, ganando los Gigantes 31-14. Lucen Gigantes de cara al Super Bowl XLVI, son las similitudes que tiene Nueva York de cara al último partido de la temporada, ese que coloca en la gloria y en los libros de la historia.

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas
×