Dallas abolló corona del campeón Giants 24-17

Los Cawboys de Dallas derrotaron 24-17 a los Giants de Nueva York en el partido inaugural de la temporada 2012 de la NFL
 Los Cawboys de Dallas derrotaron 24-17 a los Giants de Nueva York en el partido inaugural de la temporada 2012 de la NFL
East Rutherford, Nueva Jersey -
  • Los Cowboys se vengaron de los Giants en el MetLife Stadium en N.Y.

El partido inaugural de la nueva temporada de la NFL que fue adelantado un día para no coincidir con la Convención Demócrata, dejó a los Cowboys de Dallas como los grandes triunfadores y reivindicados antes los Giants de Nueva York, sus verdugos en la pasada campaña.

Mientras los Giants lograron el cuarto título de Super Bowl en su historia, después de haber dejado fuera a los Cowboys, el equipo tejano tuvo que esperar meses para volver al escenario que le costó la eliminación y lograron la victoria por 24-17.

El triunfo, al margen del valor deportivo, tuvo el moral, al mostrar que el equipo tejano ha hecho bien las cosas durante el descanso de la competición y está listo para luchar con los mejores de la NFL.

La victoria de los Cowboys también pasará a la historia por darse en el partido que de nuevo los árbitros de reemplazo fueron los que ocuparon el puesto de los oficiales al estar estos últimos envueltos en la disputa laboral de un nuevo convenio colectivo.

La mejor demostración que los nuevos árbitros están preparados para el reto que se les presenta es que pasaron desapercibidos del partido y para nada influyeron en el marcador final.

Si bien se esperaba que los árbitros de reemplazo fueran el centro de atención, mientras el cierre patronal de la liga a los oficiales habituales continúa, no hubo controversias, ni errores flagrantes o confusión generalizada, lo cual, de momento, le da la razón a la filosofía de la liga de tener listos a más árbitros.

El MetLife Stadium, de East Rutherford, presentó un lleno de 82.287 espectadores en sus gradas, que vieron como la ofensiva de los Cowboys dirigidas por el mariscal de campo de origen hispano Tony Romo se imponía a la de los Giants liderada por Eli Manning, ganador del premio de Jugador Más Valioso (MVP) en el Super Bowl.

La asistencia fue un nuevo récord en la historia del equipo para un partido de temporada regular de los Giants.

Ni el cambio de fecha, el tradicional partido inaugural de la temporada de la NFL está programado siempre para el primer jueves del mes de septiembre, impidió el gran éxito logrado por los Cowboys, que se anticipan al discurso que el jueves dará el presidente Barack Obama para aceptar su nominación demócrata a la reelección.

Aunque el triunfo de los Cowboys no pudo compensar la derrota sufrida el pasado Día de Año Nuevo que le costó al equipo de Dallas el título de la División Este de la Conferencia Nacional (NFC) y dejó a los Giants en su puesto para que iniciasen la marcha hacia el Super Bowl, si les dejó con la moral alta y un gran descubrimiento en el receptor abierto Kevin Ogletree.

Sin que los árbitros fuesen el centro de atención, los seguidores de ambos equipos y los fanáticos de la competición de la NFL, tuvieron que fijarse en la gran labor que realizó Romo al completar 22 de 29 pases para 307 yardas de avance por aire, tres envíos fueron de anotación y le interceptaron un pase.

Si Romo impuso su dominio con la ofensiva por aire y su mejor objetivo fue Ogletree con quien se entendió a la perfección, por tierra el corredor DeMarco Murray avanzó 129 yardas para ser otro de los jugadores claves en la victoria de los Cowboys (1-0).

La defensiva de Dallas también estuvo segura y en ningún momento permitió que Manning fuese factor en el partido, además generar toda la frustración al concluir el encuentro, sin que tan siquiera hubiese podido intentar la remontada.

Manning fue capturado tres veces y presionado en otras seis que lo dejaron con 21 pases completados de 32 intentos para 213 yardas de avance, hizo un envío de anotación y nadie le interceptó un balón.

Su labor no fue suficiente para evitar la derrota de los campeones defensores el Super Bowl, que cuando intentaron acercarse en el marcador en la recta final de partido, entonces volvió a surgir la figura de Romo que encontró perfecto a Ogletree y le dio un pase de 15 yardas en la tercera oportunidad que tenía de la posesión del balón.

La acción le permitió a Ogletree concluir el partido con 114 yardas en ocho recepciones, su mejor marca como profesional. Antes del partido tenía una producción de 25 recepciones y 294 yardas desde que llegó a la NFL.

La derrota de los Giants fue la primera que sufre un equipo campeón del Super Bowl en el partido inaugural de los jueves, que este año se adelantó al miércoles, desde que se inició hace nueve temporadas.

 

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas
×